Surrealista. No sé cómo calificar al nuevo modelo desarrollado por Lamborghini, pero quizás éste sea el mejor adjetivo que encuentro: surrealista. Todos los presentes en el Salón de Ginebra 2013 esperaban al nuevo Lamborghini como agua de Mayo, pero no esperaban ver cómo el Lamborghini Veneno se convertía de un golpe en el protagonista de un evento tan importante como el hoy acontece en Ginebra. Y es que lidiar con los nuevos Ferrari LaFerrari y McLaren P1, no es fácil, pero Lamborghini ha conseguido diseñar algo que ha sobrepasado nuestras mentes. Al menos la mía.

Lamborghini Veneno

El nuevo Lamborghini Veneno supone todo un desafío en toda regla: a nuestros ojos, a la ingeniería, para los diseñadores, los compradores, coleccionistas y críticos de todo el mundo. No es fácil conmemorar el 50 aniversario de una marca tan emblemática como Lamborghini, pero desde luego que la firma italiana lo ha conseguido. Es cierto que ayer mismo ya saltaba la noticia cuando se filtró las primeras fotos del Lamborghini Veneno, pero este súper-deportivo fabricado íntegramente en fibra de carbono y aluminio (por otro lado, está basado en el Aventador), cuenta con piezas creadas mediante un nuevo proceso llamado "Forged Composite" (en los asientos) y "CarbonSkin" que hacen que el Lamborghini Veneno tan sólo llegue a pesar unos 1.450 kg sin conductor, unos 125 kg menos que el Aventador, lo que ya de por sí es un logro.

En cuanto a las especificaciones mecánicas del Lamborghini Veneno, logra alcanzar una velocidad máxima de 355 km/h, por lo que es mas veloz que el McLaren P1 (unos 350 km/h) y que el Porsche 918 Spyder (unos 325 km/h), acelerando desde parado hasta los 100 km/h en sólo 2,8 segundos (el resto afirma que lo hacen en menos de tres segundos). Para ello, el Lamborghini Veneno cuenta con un motor V12 de 6,5 litros con tracción total que es capaz de generar unos 751 CV de potencia asociada a una caja de cambios llamada ISR (Independent Shifting Rod) de siete velocidades con cinco programas de funcionamiento. En cuanto a las suspensiones son tipo "Pushrod", ya que el conjunto muelle-amortiguador va colocado en posición casi horizontal, en vez de vertical.

Lamborghini Veneno

La lástima es que este Lamborghini Veneno sólo constará de tres unidades (que ya están vendidas) al módico precio de unos 3 millones de € por cada unidad (también algo surrealista). Lo que está claro es que Lamborghini ha dejado claro con su Veneno su saber hacer en aerodinámica y fabricación de materiales, ya que desde el splitter delantero hasta el difusor trasero. Al menos, hay que reconocer que este coche, aunque parezca sacado de las 24 Horas de Le Mans, será totalmente legal para circular por las carreteras. Quizás algún día te encuentres con algún ejemplar por la carretera. Se te parará el corazón. Seguro.