La relación peso-potencia siempre ha sido un quebradero de cabeza para los fabricantes de deportivos, conseguir coches ligeros pero a la vez seguros y como no, potentes. Un ejemplo de estos vehículos es el Ariel Atom, un deportivo que con una potencia no muy descabellada consigue un gran rendimiento en parte debido a su peso pluma.

Ariel Atom

El nuevo objetivo que se han propuesto para el Ariel Atom es crearle un chasis fabricado exclusivamente con titanio, un material que comparte características con el acero, aunque resulta mucho más ligero pero también más caro. Otro problema que presenta el titanio es su manufacturación, ya que requiere una mayor protección con arco de gas inerte respecto al acero e incluso en ocasiones es necesaria realizarla en una cámara de soldadura.

El resultado sería una edición limitada que compartiría todo los elementos presentes en un Ariel Atom actual, incluso los mismos motores Honda de 2.000c.c. de 245c.v. y 310c.v. de potencia, salvo en lo se refiere al chasis y algún que otro componente poniendo como una guinda un peso que tan solo rondaría los 500kg de peso.

Por el momento tan solo estamos ante el proyecto, por lo que habrá que permanecer atentos a los próximos de la firma inglesa respecto al Ariel Atom, porque es posible que no tardemos en verlo con un chasis de titanio.