Muchas noticias relacionadas con la conducción autónoma están saliendo últimamente en las noticias relacionadas con el mundo del automóvil. De hecho ya habíamos reflexionado sobre si estos sistemas serían interesantes para ser implementados hoy en día, y después de mucha controversia, un paso intermedio como la nueva propuesta que hoy os comentamos sería lo más lógico. Hablamos del Continental Driver Focus, un sistema destinado a evitar las distracciones al volante que sufren los conductores diariamente. Quizás el paso más lógico hacia una conducción más segura.

Continental Driver Focus

Como decíamos, muchas empresas andan involucradas en sistemas autónomos de conducción, y recientemente ya hablamos de los problemas que podrían ocasionar, dado que la sociedad quizás aún no esté preparada para ello. Por otro lado la tecnología de la que hoy os hablamos desarrollada por Continental podría ser una solución a medio y largo plazo aún más interesante que la conducción autónoma, ya que el Continental Driver Focus se centra únicamente en las distracciones que podrían sufrir los conductores. De hecho la firma alemana de neumáticos, es una de las que más se preocupan por la prevención de accidentes, y no se centran únicamente en desarrollar mejores neumáticos. Es por ello que el Continental Driver Focus supone una buena iniciativa para lograr reducir los accidentes provocados por los conductores en hasta un 80%.

Para empezar, el Continental Driver Focus cuenta en su interior con una cámara infrarroja para detectar el movimiento de los ojos del conductor, verificando si existen o no signos de fatiga o distracciones sin sentido. Situaciones como cerrar los párpados de forma prolongada, o mirar hacia otro lugar que no sea la carretera durante un tiempo mayor de lo permitido, serán poco frecuentes gracias a este sistema de alerta. Además el Continental Driver Focus cuenta con el sistema Halo, un sistema de guiado óptico de 360 grados capaz de utilizar un haz de luz y así guiar a los ojos del conductor de forma más eficiente. Por supuesto el Driver Focus cuenta con sistemas más tradicionales como los Lane Departure Warning (LDW), Forward Collision Warning (FCW) o Adaptive Cruise Control (ACC) típicos que podemos encontrar hoy en día en los modelos alemanes más avanzados, aunque en el caso del Lane Departure Warning sólo se activaría en el caso de que la congestión de trafico sea relevante, mientras que el Forward Collision Warning sólo se activaría dependiendo de si el conductor está o no mirando hacia el lugar de la colisión.

Continental piensa que el Continental Driver Focus podrá ser implementado en prácticamente cualquier vehículo que así lo requiera en los próximos años, ya que dichas innovaciones ya se encuentran en el mercado, sólo que en este caso estaría más enfocadas a la subjetividad de ciertas situaciones en particular, o el comportamiento del conductor, lo que harían de los sistemas tradicionales algo más eficiente y menos molesto. Veremos si estas cámaras infrarrojas y si el sistema Halo llegarán al resto de modelos como medidas preventivas estándar. Esperemos que sí.