Como muchas veces hemos destacado, todo tipo de marcas buscan diversificar cada vez más sus actuales gamas de modelos en favor de clientes que buscan algo diferente. Es por ello que cada vez estamos viendo cómo marcas se zambullen de lleno en segmentos pujantes como los SUV o los CUV, así como más recientemente las berlinas coupés de tamaño medio. Es por ello que Bentley ya se replanteó no hace mucho el lanzamiento de un nuevo SUV en el Salón de Ginebra 2012 con el EXP 9 F Concept Car. Y después de muchas críticas, ida y venidas, finalmente Bentley ha recibido la luz verde para la producción de este nuevo SUV.

Bentley EXP 9 F Concept Car

Como bien sabréis, el pasado Bentley EXP 9 F Concept Car que la firma británica mostró en el pasado Salón de Ginebra 2012, levantó en su momento muchas críticas y comentarios negativos sobre el supuesto nuevo SUV que debería dar continuidad a una legendaria marca de lujo que siempre tiene muy en cuenta la opinión de sus clientes más cercanos. Tal es así que Bentley no tardó demasiado en dejar claro a sus inquietos clientes que el SUV cambiará radicalmente de diseño, tratando de clamar los ánimos de estos clientes. Un modelo que además incluso cambiará de nombre para llamarse Bentley Falcon, con lo que podemos catalogar a este modelo como de un concepto totalmente diferente al que vimos durante el pasado Salón de Ginebra 2012.

Y hoy estamos aquí para confirmar que el Bentley Falcon será producido finalmente, justo después de que el CEO de Bentley, Wolfgang Schreiber, pusiera al tanto a los directivos de Volkswagen de las ultimas actualizaciones que había sobre este modelo. Un modelo que rondará los 200.000 € y cuyo desarrollo ya se encuentra en la fase final, por lo que el Grupo Volkswagen ha pensado que es el momento de ir hacia adelante. Por otro lado hay que reconocer que Bentley espera poder vender unas 5.000 unidades al año, unas cifras muy ambiciosas dadas las 8.500 unidades que Bentley vendió el pasado año fiscal, y para ello el Bentley Falcon contará con la nueva plataforma modular que incorporará el nuevo Audi Q7, Porsche Cayenne o Volkswagen Touareg. Y de esta forma el Falcon será producido en la fábrica que tiene Audi en Eslovaquia, para ser finalmente ensamblado en Inglaterra.

Hay que decir que actualmente no tenemos demasiados datos sobre las motorizaciones de este nuevo SUV británico, pero todo indica que las opciones favoritas serían un V8 twin-turbo de 4,0 litros, u otra más radical basada en un W12 twin-turbo de 6,0 litros. Tampoco se descarta una variante híbrida que estaría basado en un tren de potencia desarrollado por el Grupo Volkswagen, albergando un motor V6 que junto con los motores eléctricos sería capaz de impulsar a esta bestia por debajo de los 5 segundos a los 100 km/h. De momento sólo son suposiciones hasta que tengamos más datos de este nuevo SUV que debería ser lanzado durante el próximo 2014. Veremos que nos depara Bentley.