Estos días previos al Salón de Ginebra están siendo un chorreo de filtraciones, confirmaciones y datos oficiales, y este estrés nos encanta. En la casi ya recta final para la apertura de puertas, unas de las últimas revelaciones previas ha sido la del Bentley Continental Flying Spur, coche del que ya tuvimos un pequeño anticipo hace unas semanas.

Bentley Continental Flying Spur

Bentley prometió dar datos oficiales hoy 20 de febrero y así ha sido, así que vamos sin más dilación al meollo del asunto. Si bien pensábamos que los cambios estéticos iban a ser escasos, esto no ha sido así y los ingleses han sometido al Bentley Continental Flying Spur a una importante reforma estética a pesar de seguir utilizando la misma base.

Las líneas siguen siendo suaves y elegantes pero a la par el aspecto general del Bentley Continental Flying Spur es de un coche muy musculoso de un marcado carácter. En la parte delantera tenemos un nuevo diseño para el frontal con una nueva parrilla cromada ligeramente más alargada, mientras que la rejilla inferior está ahora totalmente unida en toda su anchura y el grupo óptico de doble faro es ahora más grande.

Otro cambio importante en el Bentley Continental Flying Spur es el diseño de la parte trasera, un diseño que significa un cambio en el diseño característico de Bentley que habíamos visto hasta ahora. El maletero se sitúa ahora en una posición más baja, además de ser más alargado, para combinarse de una manera excepcional con el conjunto de líneas del coche. El grupo óptico trasero es ahora totalmente diferente, y en mi opinión mucho más logrado e integrado que el anterior, sin contar con el elegante difusor y la doble salida de escape.

Bentley Continental Flying Spur

Pero el diseño de toda esta estética que vemos en el exterior esconde una gran tecnología de materiales tanto en materiales usados como en la manufacturación de estos. La plataforma es extremadamente rígida y cuenta con excelentes propiedades aerodinámicas, un nuevo diseño que a pesar de haber añadido componentes consigue rebajar en 50kg el peso respecto al Bentley Continental Flying Spur de primera generación.

En cuanto al interior no sabría por donde empezar, de hecho solo basta con deciros que cuenta con hasta 600 piezas nuevas, lo que supone un diseño completamente nuevo del interior que seguirá acorde con lo podemos esperar de un Bentley. Lo mismo sucede con el equipamiento, el cual será todo lo que podamos imaginar para un coche, en el que cabe destacar el sistema Multi-Media Specification que permite conectarnos a Internet a traves de la Wi-Fi y que además dispone de 64Gb de almacenamiento, además del impresionante sistema de sonido con 1100 vatios de potencia.

Bentley Continental Flying Spur

Debajo del capó también va bastante sobrado... Cuenta con una versión mejorada del motor W12 de 6.000c.c. biturbo que le proporciona ahora 625c.v. con un impresionante par motor de 800Nm, todo ello ligado a una transmisión automática ZF de 8 velocidades que entrega la potencia a las cuatro ruedas gracias a la tracción integral permanente, con un reparto de 40:60 (delantera:trasera). Con este motor el consumo combinado se ha fijado en 14,7l/100km y unas emisiones de CO2 de 343g/km, además de lograr una velocidad máxima de 322km/h y una aceleración hasta los 100km/h en solo 4,6 segundos.

En cuanto al precio de esta elegante bestia tendremos que esperar un poco más para conocerlo. En cuanto a su comercialización se espera que llegue a los concesionarios este próximo verano.

Vía: Bentley