El Nissan Leaf de 2013 reduce su precio de venta al público 3.000 € para dejar el precio de salida en 33.900 , un paso, quizás vital, puesto que la subvención a los vehículos eléctricos no se ha renovado, y aunque esté otra vez en vigor el Plan PIVE, hay que entregar un vehículo de más de 10 años y el descuento sería de 2.000 euros. Así que como máximo, el Leaf podría costar 31.900 euros si nos acogemos a este plan.

El Nissan Leaf de 2013 reduce su precio

Dentro de un mes comenzará a fabricarse en la planta de Sunderland, en Reino Unido, la misma que le quitará a Barcelona la fabricación de un compacto, y vendrá a nuestro país con un buen paquete de novedades.

Los cambios estéticos serán muy ligeros, pero realmente el trabajo se ha realizado bajo el capó y la eficiencia. El resultado de trabajar a fondo la gestión del motor eléctrico y de entender mejor cómo funciona una batería y sobre todo, como se puede ahorrar un poco más en cada kilómetro, la autonomía ha ascendido hasta llegar a los 228 kilómetros, en parte por una ligera reducción en el peso, 3.800 gramos, y por la gestión del climatizador y de la frenada regenerativa.

Como novedad, el Nissan Leaf se ofrecerá con una financiación especial correspondiente en abonar una entrada de 11.777 € ligada a una mensualidad durante tres años de 299 € y a una última cuota de 16.055 €, lo que sería el valor residual. Al final de estos tres años y antes de pagar esta última cuota podremos quedárnoslo y abonar este pago, o devolverlo sin coste alguno más que no haber superado un determinado número de kilómetros anuales y que esté en perfecto estado.