Hace un par de semanas iniciamos una pequeña guía con consejos para comprar un coche de segunda mano. En esa edición hablamos de como detectar vehículos en mal estado, ya fuera por haber recibido algún golpe o por tener el número de kilómetros recorridos alterado para poder subir el precio de venta.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Para esta segunda edición vamos a repasar los pasos que hay que seguir a la hora de formalizar la compra-venta, es decir, como realizar un contrato de compra venta, que pasos tenemos que seguir a la hora de asegurarlo y quizás, lo mas importante, comprobar ante tráfico que el coche está libre de cargas, que coincide el titular del vehículo con el dueño, etcétera. Este artículo es válido tanto si vamos a comprar un coche a un coche de segunda mano a un concesionario como a un particular, en el primer caso, de los trámites se suele encargar el concesionario a través de su gestoría, en el segundo caso tendremos que ser nosotros los que realicemos todos estos pasos.

Dirección General de Tráfico

Uno de los pasos previos, una vez hayamos visto el coche con el dueño, nos haya contado la historia de su vehículo, y hayamos comprobado que el coche está en perfecto estado, lo siguiente que tenemos que realizar es una visita a la Dirección General de Tráfico para comprobar que todos sus papeles están en regla.

Este paso es muy importante y es que podemos descubrir una gran cantidad de información por aproximadamente 7 u 8 euros del informe extendido. Y recalco que es básico realizar este paso porque yo he podido comprobar en operaciones que he realizado como un coche tenía un embargo superior a los 6.000 euros o como el coche había sido importado, o quizás, lo peor, que el número de dueños no coincida con lo que nos ha dicho el dueño.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

Toda la información que nos de este informe la tendremos que contrastar con la que nos ofreció el dueño, y es tan básico este paso ya que nos hará confiar en el vendedor o no. Y es que no es lo mismo que el actual dueño no diga que ha sido su único propietario y que en el informe de tráfico ponga que ha tenido 3 dueños, o que nos diga que es nacional y que aparezca que es de importación (un dato que tendríamos que tener muy presente a la hora de comprobar el kilometraje real y confirmar en la medida de lo posible con un taller oficial). O como me pasó a mi, que el coche tenía un embargo pendiente, y de haberlo comprado sin saber esto, hubiera podido recaer sobre mi el coste de levantar el embargo, y por supuesto, hacerme cargo de el. Algo, que puedo asegurar, no tiene que hacer ninguna gracia.

Cual es la documentación necesaria para la compra-venta

Aquí viene el segundo punto clave en la formalización de la compra-venta de un vehículo y es que si no están todos los papeles en regla, no deberíamos realizar ninguna operación porque puede que el vendedor desaparezca y nos cause un problema muy, pero que muy grave, así que atentos a todos los papeles que se necesitan. Un dato muy importante, tenéis que comprobar que tanto la matrícula como el número del bastidor coinciden con los que figuran en la documentación, sino, huid de ese coche.

  • Permiso de circulación
  • Tarjeta de Inspección Técnica, es decir, la ITV
  • Recibo del último impuesto de circulación
  • Libro de revisiones y facturas de las operaciones realizadas en el coche (no es obligatorio, pero es recomendable saber el tipo de mantenimiento que se ha realizado, no todos los vendedores guardan estos papeles, pero es un punto muy importante para comprobar el coche)
  • DNIs tanto del comprador como del vendedor
Consejos para comprar un coche de segunda mano
Una vez se tienen, al menos estos papeles, yo recomiendo ir a una gestoría, que por muy poco dinero, nos aligerarán todos los trámites. Además, así se firma ahí el contrato de compra venta y ellos se ocupan de notificarlo tanto a Hacienda como a la DGT, algo obligatorio, que sino realiza la gestoría, deben hacer tanto el comprador como el vendedor. Uno para comunicar que ha comprado un coche, el otro para avisar que ya no es suyo y que cualquier notificación a partir de la fecha del contrato deberá enviarse al nuevo dueño, un ejemplo, son las multas.
Por experiencia, las operaciones que he realizado entre particulares sin intermediar una gestoría han sido siempre traumáticas, ya sea por falta de documentación, porque el vendedor no comunique a la DGT la venta o por cualquier otro motivo, así que yo recomiendo el uso de una gestoría para simplificar y agilizar, ya que ahí tienen tanto modelos de contrato de compra-venta, como todos los impresos necesarios que hay que rellenar.

Trámites a realizar después de la compra-venta

Una vez hayamos firmado y nos hayamos quedado con una copia del contrato firmado tanto por el vendedor como por el comprador, deberemos asegurar al vehículo a nuestro nombre. Este es quizás uno de los pasos mas sencillos, pero puede resultar problemático sino se realiza de la manera correcta.

Lo habitual, es que el vendedor llame a su seguro para comunicar la baja del vehículo tan pronto como pueda para que le devuelvan la parte proporcional del dinero que haya pagado ni vaya a disfrutar, ya sea porque se comprará un vehículo próximamente, con lo que congela la póliza hasta que adquiera el nuevo, o simplemente porque lo va a cancelar.

Consejos para comprar un coche de segunda mano

En este punto, podemos llegar a un acuerdo con el vendedor, para que si nos interesa tanto la compañía como las condiciones, realicemos un cambio de titular simplemente. Esto es muy interesante porque, imaginaos que el coche tiene un ligero golpe en un lado del vehículo, cuando vayamos a peritar el coche con la compañía que hayamos escogido, esa zona quedará excluida de la póliza, por lo que cualquier golpe en el que esa zona esté involucrada, no lo cubrirá totalmente, salvo que la reparemos y comuniquemos esta operación al seguro. Si solamente cambiamos de titularidad, nos evitamos esta situación y nuestro coche estará totalmente asegurado. Esto solo es válido cuando el vendedor vaya a cancelar el seguro, o cuando le quede muy poco para renovar. Es decir, si el vendedor ha pagado por un año de seguro, pero a los tres meses vende el vehículo, esos 9 meses restantes de póliza se le devolverían si cancelara el seguro, pero si cambia la titularidad no, así que ese será un punto muy importante a la hora de negociar el precio final del vehículo.

Sino, el comprador debería llamar justo después de firmar los papeles para  realizar un seguro con la póliza que haya elegido. Yo recomiendo usar los comparadores como Rasterator, que ofrece unas muy buenas ofertas. Hay multitud de páginas similares, y será elección del comprador usarlas o llamar directamente a la compañía guste.

Como ves, la operación de compra-venta de un vehículo puede resultar una tarea muy sencilla si seguimos estos pequeños consejos, de esa manera, evitaremos problemas en el momento de comprar y sobre todo, en el futuro, cuando pueda hacer algún problema legal. Y es que recordad, lo más importante de comprar un coche de segunda mano, es disfrutarlo durante mucho tiempo sin que tengamos ningún problema.

Imágenes vía: Tallervirtual, ElPais