Muchas son las novedades tecnológicas con las que hemos comenzado este 2013. Quizás pueda ser por el hecho de que el CES 2013 ha tenido lugar en este mes de Enero, pero parece que esta tendencia va a ser durante todo este año. El mundo del motor está sufriendo una transformación en todos los ámbitos, y últimamente en el tecnológico aún más. Es por ello que los nuevos sistemas de conducción autónoma serán protagonistas durante los próximos años, y todo hace indicar que el nuevo Audi A8 2016 ofrecerá este tipo de sistemas a todos sus clientes. Y es que cada vez estos sistemas serán más populares y eficientes.

Audi A8 2016

Como todos sabéis Audi quiere realizar cambios más que ostensibles en el nuevo Audi A8 2016. No sólo nos referimos a cambios estéticos que la firma alemana quiere realizar en todos sus modelos, sino que también en el plano tecnológico. Quizás una buena muestra de la tecnología que veremos en el Audi A8 2016, sea el reciente Audi Piloted Driving que vimos durante el pasado CES 2013, pero parece que Audi quiere que este sistema sea extensible a todos los ámbitos y situaciones que se presentan en la carretera.

Hasta el momento cabe recordar que el Audi Piloted Driving es un sistema de aparcamiento autónomo está compuesto por dos radares, una cámara gran angular y ocho sensores capaces de leer el entorno que rodea al coche. De todas formas son sistemas que de momento tienen un alcance limitado, ya que quizás no podrían afrontar una toma total de la conducción en cualquier situación. Es por ello que para el nuevo Audi A8 2016 deberán introducirse novedades como sistemas capaces de leer el tráfico precedente, así como las curvas y señales de tráfico. Sólo de esta forma podríamos afrontar que estamos antes un sistema de conducción autónomo como el desarrollado por Google o Lexus recientemente. De todas formas aún queda mucho tiempo hasta que veamos al futuro Audi A8 2016, y hasta entonces muchas cosas cambiarán, y quizás lo más efectivo es ir introduciendo sistemas como el Audi Piloted Driving, para posteriormente zambullirse en la conducción totalmente autónoma. Eso es algo que Lexus ya tiene en mente. Quizás la decisión más sabia.