Por todos es sabido que una vez que apruebas el examen teórico, no vuelves a revisar tus conocimientos durante el resto de vigencia del carné ni cuando toca renovarlo, ya que sólo es necesario evaluar las capacidades piscotécnicas cada 10 años de media. La DGT, comandada por María Seguí, se plantea implantar a medio o largo plazo la realización de una prueba teórica a los conductores que tengan que renovar su carné de conducir.

Alumna y Profesora de Autoescuela

Esta medida afectaría a unos 2 o 3 millones de conductores que anualmente tienen que renovar su permiso. Y no se vosotros, pero hay muchos casos, sobre todo en personas por encima de los 50 años (o incluso con muchos menos), que deberían revisar sus conocimientos porque muchas señales han podido rediseñarse, nuevas normas de circulación, etcétera. Este exámen lo veo similar a la necesidad de ampliar permanentemente los conocimientos en nuestra área de trabajo, en nuestro hobby, y porque no, para conducir mejor, mas seguro y mucho más respetuosos con el medio ambiente.

Seguí ha realizado estas declaraciones durante la inauguración en Burgos la 42 Convención Internacional de Autoescuelas donde, ante cerca de 400 profesionales venidos de toda España, Portugal e Iberoamérica, planteó la viabilidad de un permiso permanente de por vida y realizó las declaraciones que te comentaba anteriormente, donde lejos de regalar una vida de carné, habría que cuestionar periódicamente los conocimientos de los conductores para confirmar que siguen sabiendo las normas básicas de circulación. Sus declaraciones fueron bastante claras en este aspecto:

Admito que ni la máquina que conduzco hoy ni el entorno en el que circulo hoy tienen casi nada que ver con aquello que en su momento se me exigió como condición para obtener este permiso.

Como ya he dicho en otras ocasiones, parece que la DGT está cambiando de rumbo y tomando medidas bastante razonables (que no polémicas), pero ojo, a partir del 19 de enero entran en vigor los cambios en el modelo del exámen práctico. La prueba durará 25 minutos, de los cuales 10 serán de conducción autónoma, es decir, sin seguir las indicaciones del examinador para terminar la prueba al modo clásico (gire a la derecha, aparque...etc). Además, se incluirá una prueba de conducción eficiente y de cuidado del medio ambiente, dos aspectos, que como he dicho hace muy poco, me hacen ver que el rumbo de la DGT sigue siendo multar, pero están intentando cambiar desde dentro, algo muy complicado y que hay que valorar muy positivamente.

Alumnos de autoescuela

.

Pero hay más, el exámen teórico se ampliará, como dijimos en MotorFULL, y alcanzará las 15.500 preguntas posibles gracias al nuevo sistema informático para la realización de esta prueba. Según María Seguí:

El pull de preguntas seguirá ampliándose y será sometido a herramientas estadísticas que permitan descartar las más fáciles y enfocar y revisar su contenido en la dirección que nos parezca más pertinente como soluciones a diferentes situaciones. No habrá lugar para la memorización y sí para la interiorización de los principios que rigen la obtención del permiso de conducir.