Poco a poco se van esclareciendo las primeras informaciones sobre el nuevo Renault Alpine, y ahora ha sido el jefe de Marketing de Renault, Stephen Norman, el que se ha aventurado a confirmar que el coche no tardaría más de cuatro años en aparecer, como se había especulado, y es muy probable que podamos saber de él mucho antes de lo que nos imaginamos, y ese año podría ser el Salón de París de 2014 para ver el primer prototipo cercano al modelo de producción y el año 2015 como la fecha para su comercialización. ¿Te entran ganas de que pase el tiempo verdad?.

renault alpine

Además, Norman dio algún dato más de gran interés acerca del proyecto Alpine y su empresa conjunta con Caterham para construir el deportivo de Renault Alpine por excelencia, y es que confirmó que no estaremos ante un coche blando, cómodo y señorial, sino ante un vehículo deportivo que se caracterizará por su eficacia, algo a lo que se ha referido como que no va a ser más duro que un Mazda MX5, es decir, no va a ser ni muy suave, ni tan duro como un Peugeot 106 Rallye. Pero hay más, y es que según Norman, no van a traicionar el ADN de Alpine, y eso todos sabemos lo que significa, la perfecta conjunción entre diseño, prestaciones y sensaciones, y en este último apartado, los franceses saben muy bien lo que tienen que hacer, y más si en este proyecto está involucrada Caterham, el especialista en hacer coches divertidos, muy divertidos.

La idea de Alpine es crear una alternativa a un Porsche Boxster, pero con un diseño que se ha empezado a elaborar desde 0 y que no se va a basar en nada de lo que hayamos podido ver, en palabras de Norman, "No es un coche para dandies, sin embargo, sabemos quién es el comprador: es francés o una persona afrancesada (refiriéndose al tipo de coche que buscan, es decir, diversión por encima de la cifra de potencia), y en el ADN del coche se notará la evolución tecnológica".

Su precio será de unos 60.000€ y contará con un motor de origen Renault que rendiría aproximadamente 250 CV, es decir, podemos confiar en que emplearán el motor que se equipa en la gama RS, pero en un vehículo mucho más radical, más ligero y sobre todo, más divertido.