Con la incorporación paulatina de los vehículos eléctricos al mercado a la gran mayoría de la gente, por no decir toda, le surgen dos grandes incógnitas respecto a estos nuevos motores: ¿cual es su autonomía y cuanta potencia desarrollan? En cuanto a la primera aun les queda un poco por investigar, pero respecto a la segunda cuestión estamos de acuerdo que con modelos como el Tesla Model S el tema está bastante atado.

Pero a pesar de que los fabricantes ya consigan unas cifras de potencia muy respetables por regla general la gente sigue creyendo que esta no tiene nada que ver a la desarrollada por un motor convencional de explosión. La misma pregunta se debían estar haciendo la gente de Automobile Magazine, quienes han decido hacer la prueba enfrentando al Tesla Model S contra el nuevo BMW M5 en una carrera de aceleración.

El Tesla Model S equipa un motor eléctrico trasero que entrega una potencia de 420c.v. y 600Nm de par motor frente al renovado motor del nuevo M5, el cual gracias a su 4.400c.c. y ocho cilindros en V entrega la nada despreciable potencia de 560c.v. y 677Nm de par motor. Además, y según Automobile Magazine, el M5 utilizado para la prueba pesaba 1989kg frente a los 2.105kg del Model S utilizado.

Hasta aquí y viendo las cifras de cada uno se podría decir que esta prueba es un paseo relajado para el BMW M5... ¿pero realmente lo será? Si quieres descubrirlo échale un vistazo al siguiente vídeo y juzgar por vosotros mismos el resultado que nos muestra.