Gracias a la joint-venture que General Motors inició en China con las compañías locales SAIC Motor y Liuzhou Wuling Motors, ha conseguido vender en este importante mercado más de un millón de unidades. Se trata de un resultado increíble y más teniendo en cuenta la situación que vive actualmente el gigante norteamericano con Opel en Europa.

Wuling Rongguang

Actualmente General Motors no vive una buena situación en Europa debido a que Opel apenas le ofrece una rentabilidad e incluso su consultoría oficial (Morgan Stanley) no para de decirle por activa y por pasiva que debe deshacerse cuanto antes vendiendo o cerrando Opel para evitar un nuevo desastre económico dentro de la compañía. Sin embargo, GM ha dejado claro ya en varias ocasiones que no piensa vender o cerrar Opel y que hará todo lo posible por sacar adelante esta importante firma.

Dicho esto, es interesante ver el contraste que vive actualmente General Motors en China. En concreto, la joint-venture SAIC-GM-Wuling ha conseguido vender más de un millón de coches en China. Es más, según cifras publicadas por Carscoop, han entregado 3.500 unidades diarias a sus respectivos dueños hasta alcanzar dicha cifra.

Desde que esta empresa comenzó su actividad en China, ha conseguido un crecimiento del 15,2% durante estos primeros ocho meses de 2012. Según comenta GM, Wuling tiene el 50% del mercado de vehículos industriales en China, aunque SGMW también ofrece coches para pasajeros bajo una marca llamada Baojun. Lanzada en el año 2011.

Tras su buena llegada a China, GM también ha decidido expandirse a otros mercados con vistas de futuro como Egipto, en donde ha iniciado la producción de coches en dicho país el pasado mes de julio. Aunque todavía no tenemos cifras de dicho lugar.