Me encanta como muchas veces los probadores de las marcas se afanan con camuflar partes específicas de los coches que quiere que no veamos cuando los sacan de "paseo", y es en este punto donde el ingenio de esta gente se agudiza. Pero ellos no cuentan con nuestra astucia, con la que algunas veces, pocas, conseguimos averiguar que se encuentra debajo del camuflaje.

Y esto es lo que les ha pasado a la gente de Porsche... A simple vista parece que nos encontramos ante una unidad de pruebas de un 911 Cabrio, por cierto ya presentado en noviembre del año pasado, pero si os fijáis bien lo que se supone que es la lona es tan solo un hábil camuflaje que tapa el techo tipo Targa del 911.

Por el momento hay alguna que otra incógnita respecto a este modelo, como por ejemplo la motorización que finalmente equipará o si entregará su potencia a las cuatro ruedas (todo como en el actual Targa 997) o si en cambio se producirán cambios y permitirán que esta sea solo a las ruedas traseras. Detalles de los que estoy seguro no tardaremos en averiguar.