Todos los que no seguís, sabéis de buena tinta que A123 Systems ha tenido un año bastante complicado. Y es que el fabricante de baterías de iones de litio, tuvo que cambiar hace bien poco, las baterías que había fabricado defectuosas. Sin embargo, esto no va a hacer que una marca tan importante como A123 Systems deje de invertir en I+D. Es por ello, que la compañía de Massachusetts quiere llegar aún más lejos con la tecnología de sus baterías de iones de litio, por lo que está a punto de lanzar unas nuevas. De hecho, A123 Systems ha lanzado una nueva tecnología llamada Nanophosphate EXT, que posibilita que estas baterías tengan un rango de temperatura aún mayor, para su correcto funcionamiento,.

Una nueva tecnología que posibilitará que estas baterías operen a temperaturas más extremas, sin necesidad de una refrigeración extra para proteger el sobrecalentamiento de estas baterías. Y es que uno de los impedimentos que suelen tener los coches híbridos y eléctricos, es la temperatura a la que pueden circular, ya que el líquido refrigerante, así como los radiadores, deben eliminar el exceso de calor de dichas baterías. De esta forma, estas nuevas baterías podrían permitir un mejor y más seguro funcionamiento, evitando un mal funcionamiento como ocurrió con los Fisker Karma hace unos meses.

De esta forma, A123 Systems ha declarado que la tecnología Nanophosphate EXT son capaces de entregar una "gran potencia, energía y un ciclo de vida aún mayor, sobre un rango de temperaturas aún más elevado". Además, la compañía ha declarado que los test realizados en el Center for Automotive Research (CAR) en la Universidad de Ohio State, sugieren que la tecnología Nanophosphate EXT es capaz de retener más del 90% de su energía después de 2.000 ciclos de descargar y recargas de energía, a unas temperaturas de 45 ºC. Lo que sería el equivalente de descargar diariamente las baterías, durante 7 años y medio.

Además, también estas baterías estarían preparadas para funcionar a bajas temperaturas, ya que el CAR está probándolas en unas temperaturas de -30 ºC, y los resultados iniciales sugieren que estas baterías con Nanophosphate EXT, son capaces de entregar hasta un 20% más de potencia que las actuales baterías de A123 Systems. Y es que esta nueva tecnología es "totalmente diferente a otras tecnologías que ya hayamos visto anteriormente en baterías similares o de iones de litio", tal y como reconoció el propio Yann Guezennec, uno de los profesores de ingeniería del CAR y de Ohio State.

Además, hay que decir que estas baterías podrían servir para todo tipo de vehículos, siendo posible instalarlas hasta en modelos con tecnología micro-híbrida. Y además, estas baterías también suponen una reducción de peso muy atractiva para los grandes fabricantes de coches, que quieren buscar un menos peso global, para así mejorar la eficiencia de sus modelos. Unas baterías, que comenzarán a producirse en masa, si todo va bien, a partir del próximo mes de Enero de 2013.