No descubro nada si digo que Land Rover ha encontrado en el Range Rover Evoque, la gallina de los huevos de oro. Y es que una marca que siempre ha sido tan tradicional en sus diseños y conceptos, ha demostrado poder innovar en diseño y conceptos, sin dejar la esencia de la firma británica, a través del Evoque. Es por ello que es un modelo muy deseado por todos, pero a Land Rover parece que no le vale. Quiere más, y es por ello que a firma británica ya está pensando en una versión mas deportiva, con el nuevo Range Rover Sport. Una noticia que surgió durante una entrevista con el Director de Diseño, Gerry McGovern, en el Salón de Beijing 2012.

Un modelo que ha gustado a todos los consumidores, hasta el punto de seducir a las mujeres de todo el mundo. Es por ello por lo que Gerry McGovern ya se ha aventurado a afirmar que:

Podemos ir muy lejos con el Evoque, pero lo que cierto es que este coche ha redefinido las dimensiones y proporciones de un SUV. Aunque por el momento, estamos buscando un nuevo cabriolet y unas ediciones especiales. De hecho, podríamos hacer un modelo más deportivo, por ejemplo.

Es cierto que esta nueva noticia no es nueva, pero sí que es la primera vez que algún ejecutivo reconoce que podríamos ver una versión de alto rendimiento del Evoque. Una revelación que, por otro lado, coincide de manera sospechosa con el lanzamiento en Beijing del Audi Q3 RS Concept, un modelo que sería el rival directo del Evoque Sport. A lo que McGovern añadió que:

El 18% de los compradores del Evoque, es la primera vez que compran un modelo de Land Rover.

Un hecho que ayudará a la marca británica a lanzar nuevas versiones que atraigan a más consumidores por primera vez a la casa británica, como es el caso del Evoque Cabriolet que vimos en el Salón de Ginebra, o la Edición Especial de Victoria Beckham. Aunque hay que reconocer que es el Evoque Sport el que los auténticos fans han estado esperando en los últimos meses. Una versión que, de momento, aún no se sabe que motores podría albergar, pero parece claro que la apuesta segura sería la actual variante turbo de 240 CV cuatro cilindros y 2,0 litros.

Tampoco se descarta un nuevo motor de origen Ford con la tecnología EcoBoost, capaz de albergar unos 296 CV. Aunque no hay que descartar alguna versión diésel, como las versiones SD4 que utiliza un motor de 2,2 litros, y que pasaría de los 190 CV a los 210 CV, alcanzando los 100 km/h en menos de 11 segundos.

Mientras que en cuanto al diseño, los diseñadores de Land Rover esperan poder añadir unas llantas aún mas grandes, junto con un body kit, aún mas agresivo. Además la suspensión sería modificada, siendo rebajada en unos 10mm, a los que habrán que añadir frenos más grandes. Unas mejoras que a buen seguro, mejorará el manejo de este modelo tan carismático y deseado. De todas formas, no será hasta el próximo año cuando veamos esta versión Sport del Evoque, ya que de momento, Land Rover tiene que hace frente a la gran demanda que tiene el Evoque.