Y cuando todos pensábamos, o por lo menos la mayoría, que la foto que vimos este pasado miércoles se trataba de una recreación hecha en ordenador, llega Renault y nos ofrece las primeras fotografías y detalles oficiales del Alpine A110-50 Concept antes de su inminente presentación el domingo en Mónaco.

La parte más superficial, los colores, toman los característicos del Renault Alpine A110 para cubrir con sus tonalidades una carrocería de fibra de carbono que toma como base al Renault Dezir solo que con un aspecto mucho más radical. Y bajo esa espectacular carrocería se encuentra el chasis del actual Megane Trophy pero reforzado, de hecho la distancia entre ejes es la misma que en el Megane Trophy a pesar de ser ligeramente más ancho el Alpine Concept.

En la parte interior no nos encontramos precisamente con un coche para ir a comprar el pan los domingos, sino con un auténtico coche de carreras que cumple con todas las especificaciones para su uso en circuito. Con esta tarjeta de presentación no os debéis extrañar con el importante motor que se encuentra en su parte trasera, siendo el mismo V6 de 400c.v. y 422Nm que usa el Megane Trophy asociado a una caja de cambios semiautomática de seis velocidades que lanza la fuerza al eje trasero.

Por último, añadir que este coche de llegar tal cual a la producción hará realidad los sueños más húmedos de cualquier purista de la automoción, ya que el Alpine A110-50 Concept ha sido concebido de tal manera que no dispone de ningún tipo de ayuda a la conducción, ni un triste ABS o un control de tracción. A pelo como se suele decir. Toda su potencia será confiada única y exclusivamente a las manos del piloto y a los enormes frenos de 356mm delante con seis pistones y de 330mm detrás con cuatro pistones.