Sin duda, Toyota sigue desarrollando nuevas variantes y modelos con los que contentar a sus exigentes clientes. Sin embargo, la marca que promueve la eficiencia ecológica a través de sus híbridos, siempre tuvo un pasado muy deportivo. Tal es así, que no hay que olvidar modelos anteriores como el famoso Supra. Y dado que en Toyota sólo cuentan con el Toyota GT 86 como único modelo deportivo de verdad, parece ser que Toyota quiere algo más, y que está desarrollando un nuevo sucesor del Supra que bien podría ser un híbrido con motor central y tracción integral.

Y es que a pesar de contar con el famoso Toyota GT 86, la marca japonesa es muy conscientes de que sus rivales andan un paso por encima en términos de rendimiento y deportividad: es decir, Lexus tiene su LFA, o el GS F Sport, entre otros, por no hablar del Nissan GT-R. Es por ello que la marca japonesa quiere revitalizar su line up, recordando modelos como los Toyota MR2, Celica o el nombrado Supra. Coches que siempre han estado en boca de los fans japoneses de Toyota.

Un modelo que tiene toda la pinta, según los rumores que, Tetsuya Tada, Ingeniero Jefe del Scion FR-S, ha sugerido que Toyota está considerando un modelo que siga la línea que marcó en su dia el Supra, más que un sucesor directo del Supra. Es por ello que no será el típico modelo deportivo con motor turbo y tracción trasera, sino que sería más un modelo híbrido con motor central y tracción a las cuatro ruedas.

De hecho, uno de los modelos que en el que podría fijarse Toyota, es el GRMN Sports Hybrid Concept y que vimos las pasadas 24 Horas de Nürburgring de hace un año, un modelo que se encuentra ya en su segunda generación, y que tiene características como un motor central V6 de 3,5 litros y que mueve las ruedas traseras, junto con un motor eléctrico que ayuda a mover únicamente las ruedas delanteras, por lo que al final se un híbrido con tracción integral.

Y mientras es demasiado pronto para seguir especulando sobre los números que arrojará este modelo deportivo, que podría ser llamado Supra, aunque no sea su sucesor, podría ser un modelo que estaría situado a competir con el grandioso Nissan GT-R. Aunque también habría que tener en cuenta el nuevo Honda NSX, otro modelo deportivo híbrido con motor central, o también el modelo que estaría preparando Infiniti, basado en el Emerg-E Concept.