Los paquetes R-Design de Volvo son algo así como los ///M de BMW, AMG de Mercedes o Sline de Audi así que estamos ante el paquete estético diseñado para que el V40 sea un poco más agresivo y abandone la línea de coche tranquilo y apacible. Ahora desborda radicalidad lo mires por donde lo mires.

La foto se ha filtrado porque un distribuidor español la incluyó en su catálogo antes de tiempo y claro, un ojo avizón le incó el diente y ya la tenemos entre nosotros. Como buen vehículo sueco, la gama de accesorios es muy discreta y sólo notaremos que estamos ante la versión mas potente o ante un V40 equipado con este paquete por pequeños detalles como las luces DLR colocadas en posición vertical, las carcasas de los retrovisores de aluminio cepillado, llantas de aleación de 5 radios y unos paragolpes que estrenan protecciones en color negro para simular un aire más deportivo.

El interior también sufrirá algún cambio aunque no tenemos constancia oficial ni en fotos, pero damos por hecho que tanto los asientos como los materiales tendrán un look más deportivo, apostando por la fibra de carbono (en imitación) y el aluminio cepillado a juego con las carcasas de los retrovisores.

El V40 T5 R-Design puro, es decir, la variante más prestacional, llevará bajo su capó el clásico 2.5 litros turboalimentado con cinco cilindros y una potencia de 240 CV con 370 Nm de par en las ruedas delanteras. Con esto se estima que pare el crono en el 0-100 en menos de 7 segundos.

Aunque como ya he dicho, no será obligatorio adquirir la variante más potente para tener el acabado más llamativo, también se ofrecerá como un conjunto de extras que el cliente podrá adquirir cuando reserve su V40. La disponibilidad será a finales de año o principios del que viene.