Es una tecnología para nada novedosa, pero como sabrás, sigue llamando la atención aunque tiene poca aceptación entre los usuarios. La carga por inducción o de manera inalámbrica es el futuro, ya sea para la recarga de vehículos como para móviles, televisiones, mandos a distancia, etcétera. El sistema consiste en una funda que reciba la carga de forma inalámbrica y en una base donde depositar el terminal, las pruebas las han hecho con un iPhone, pero quiero entender que se ampliará el margen de terminales compatibles.

Haciendo un poco de historia, no es el primer fabricante que presenta algo así, General Motors lo hizo con el Chevrolet Volt, pero aún no se comercializa este extra, así que podemos decir que Chrysler es el primer fabricante en ofrecer como extra un dispositivo de estas características.

El montaje se puede realizar en cualquier momento, es decir, cualquier usuario que desee instalarlo en su Chrysler, puede acudir a un taller de la marca y solicitar su instalación. El juguetito tiene un coste bastante reducido, 199$. A esta cantidad hay que sumarle el coste de instalación, que no debería ser muy caro porque es bastante fácil de instalar.

Consta de dos partes, la primera se instala en el coche, y la segunda en el terminal a modo de funda. El sistema incluye una almohadilla de 21x24x8.2 cm que se instala en la parte inferior de la consola central. Con sólo colocar el terminal encima de esta funda, el móvil empieza a cargarse, eso sí, sólo cuando el motor está en marcha.

El jefe de Mopar, Pietro Gorlier afirmó que:

En Mopar, buscamos cada oportunidad para hacer la vida más fácil a nuestros clientes.