Cuando hablamos de supersedanes europeos que pueden alcanzar velocidades de infarto, nunca pensamos que pueda llegar lo peor, un accidente. El BMW M5 F10 lleva poco más de medio año entre nosotros y hoy tenemos que contaros una noticia tragica. Y eso, que no es el único accidente que has podido ver en esta página.

Un conductor de 60 años de edad se salió de la Autobahn a la altura del desvío A81, cerca de Tuningen, casi con la frontera suiza al suroeste de Alemania. El M5 se desvió a la izquierda para evitar a un coche que se incorporaba, pero perdió el control y se estrelló tanto con los quitamiedos del lado izquierdo como con los del derecho. Para machacar al pobre conductor, dio varias vueltas de campana que desplazó el coche 100 metros hasta llegar a la hierba. Justo detrás circulaban los dos hijos del conductor, uno en un M6 y otro en un M3 fueron capaces de rescatar a su padre y apagar el fuego con un extintor de incendios.

Con confianza, si tres "eMes" estaban corriendo en un lugar permitido, perfecto, pero creo que tenían que haber tenido un poco más de cuidado porque aunque no haya límite de velocidad en algunos tramos de la Autobahn, puede haber gente circulando a algo menos de 300 km/h y provocar un accidente mucho más importante, al fin y al cabo, no hubo más heridos que ellos, pero estaréis conmigo en que podría haber sido mucho mas grave.

Para más inri, el perro que viajaba en el asiento trasero también ha tenido que ser hospitalizado, al igual que el acompañante. Ambos están en un estado grave, pero lejos de peligro.