¿Será por los numerosos pilotos de renombre que han pasado por esta categoría? ¿Será por esas especie de Fórmula 1 disfrazados como coche de calle modificado? ¿Será porque sus carreras son simplemente espectaculares? No sabría muy bien decir porque razón, pero el campeonato alemán de turismos más conocido por todos como DTM es una especialidad que levanta pasiones allá por donde va, algo que no le viene de ahora sino desde hace ya muchos años.

Por ella han pasado varias marcas que no siempre han sido alemanas (como por ejemplo Alfa Romeo) ni tampoco europeas (como Ford) y ya llevábamos varios años con el monopolio de Audi y Mercedes. Pero para esta temporada esto se ha terminado, BMW será el tercero en discordia y con los bávaros el DTM queda formado por los tres grandes fabricantes alemanes y, porque no, también los tres grandes europeos.

Al igual que sucedió en España con la Fórmula 1 y Fernando Alonso en donde se produjo un boom por esta competición (le pese a quien le pese), algo parecido está también sucediendo con el DTM y Miguel Molina, un joven español que ha entrado pisando fuerte ya desde su primera temporada en el 2010 de la mano del Audi A4.

De esta manera el DTM cobra una mayor importancia si cabe en España, por ver los avances de Miguel Molina y por que como se defienden Audi y Mercedes del "novato" BMW. Estas circunstancias serán aprovechadas por TVE para retransmitir a través de Teledeporte esta temporada 2012, aunque tendremos que esperar todavía hasta el 29 de abril para que estos coches arranquen sus motores en el circuito de Hockenheim.

Foto: Bimmertoday