Mucho tiempo llevábamos hablando del futuro y nuevo pequeño SUV de Porsche. Y desde hace muy poco, conocimos que se le conocería como Porsche Macan. Desde entonces, los meses van pasando, y el compacto SUV alemán empieza a cobrar forma. Tal es así que ya se especulan las diversas versiones que el Macan tendrá, y por supuesto, habrá una versión Macan Turbo, que bien podría llegar a desarrollar nada menos que 370 CV, estableciendo un nuevo nicho para los pequeños SUV deportivos.

Y es que además de los últimos rumores que ya manejábamos desde su nombramiento, Porsche quiere dejar claro con esta versión que será un modelo con un marcado carácter deportivo, sin dejar de lado el lujo para poder competir con otros SUV de tamaño medio/pequeño como pueden ser los BMW X3, Audi Q5 o Range Rover Evoque, entre otros. Y es que según los últimos rumores, el Macan Turbo podría tener un motor V6 twin-turbo de 3,0 litros, capaz de entregar unos 370 CV y 540 Nm de par máximo.

Además, este motor sería totalmente nuevo, y estaría desarrollado íntegramente por Porsche. Sin embargo, también habrá una versión del mismo V6 y 3,6 litros pero de aspiración natural, y que se llamaría Macan S, que sería capaz de desarrollar unos 295 CV. Aunque la versión de entrada, bien podría estar asociada a un nuevo motor de cuatro cilindros capaz de desarrollar unos 220 CV, lo que significaría que sería el primer modelo en ofrecer este tipo de motorizaciones desde el lanzamiento del Porsche 968 de 1995.

Además, como ya sabéis, tendremos un Macan Diesel, y un más que seguro Macan S Hybrid, que tendría la misma tecnología del Audi Q5 Hybrid. Algo que tendría muchísimo sentido, ya que ambos modelos comparten plataforma. Aun así, Porsche espera poder añadir su propio diferencial Torsen al Macan, para diferenciarlo del Audi Q5, y añadir también el Torque Vectoring System en el eje trasero, para así poder ofrecer un rendimiento aún mayor. Además, la lógica dicta que tendremos también una transmisión automática de 7 velocidades, tipo PDK.

Un modelo del que en Porsche esperan mucho, tanto como para poder vender en todo el mundo, más de 50.000 unidades al año. Y con un poco de suerte, seguro que lo consiguen.