Muchos rumores habían en torno a la nueva Clase G de Mercedes. De hecho, los últimos rumores es que no tendríamos la posibilidad de disfrutar de esta Clase G tan especial que Mercedes suele ofrecer a sus clientes más radicales. Sin embargo, hoy mismo se ha confirmado que sí que tendremos una nueva Clase G, y que no vendrá sola, ya que también disfrutaremos del nuevo Clase G62 AMG, contra todo pronóstico. Una Clase que se beneficiará del gran lavado de cara que Mercedes está aplicando a todos sus modelos, un aspecto que en el fondo nos encanta.

En esta nueva generación, hay que decir que serán muchas las novedades que acompañan a la nueva Clase G. Un modelo que por otro lado, hay que decir que exteriormente cambia muy poco con respecto al modelo original que data de 1979, por lo que la mayoría de las novedades se centrarán en diseños interiores y nuevas ofertas tecnológicas, a parte del nuevo Clase G63 AMG. Un modelo que, por lo tanto, recibe dos variantes de 3 (con techo de lona en la zona trasera) y 5 puertas, y que miden respectivamente unos 4,25 metros y 4,66 metros.

Entre las variantes de este modelo, nos encontramos con una versión diésel, el G 350 BlueTEC de 211 CV, y tres de gasolina: el G 500 de 388 CV, el G63 AMG de 544 CV y el radical G65 AMG de 612 CV. Aunque hay que recordar que los dos primeros ya estaban disponibles anteriormente, por lo que los motores AMG son nuevos en la Clase G de 2013, aunque anteriormente sí que había un G55 AMG de 507 CV. Además, hay que decir que el G63 AMG lleva un motor V8 sobrealimentado gracias a dos turbocompresores, junto con un el sistema "ECO start/stop" para las paradas, mientras que en el caso del G65 AMG tiene un V12 con dos turbocompresores.

En cuanto a los cambios exteriores, en este nuevo Mercedes los pequeños cambios se centran en los faros, ya que ahora se actualizan con luces diurnas LED, y unos nuevos espejos retrovisores. Mientras que en las versiones AMG, hay que añadir una nueva parrilla y parachoques, y también unas nuevas llantas de aleación de 20 pulgadas con pinzas de frenos de un llamativo color rojo.

Sin embargo, el diseño del habitáculo interior sí que cambia profundamente, especialmente el salpicadero y la consola. Un modelo que nos recuerda de alguna forma a los nuevos Clase A y Clase B que vimos en el pasado Salón de Ginebra 2012. Y es que el interior cuenta con una pantalla en la consola que permite manejar el "COMAND Online", un sistema que integra el navegador, el equipo de sonido, el DVD, la conexión Bluetooth para teléfonos móviles, las órdenes por voz "LINGUATRONIC" y otros dispositivos. También la instrumentación es diferente, ya que incluye una pantalla a color entre los dos indicadores principales, cuyo diseño también es distinto. Y finalmente también cambia el diseño de la palanca de cambios.

En definitiva, una agradable sorpresa para los amantes de este modelo, ya que los únicos rumores en torno a los nuevos SUV's o todoterrenos de Mercedes, eran sobre el nuevo Clase M Coupé del que aún no tenemos muchas noticias.