Si eres de esas personas que tiene pequeños arrebatos de imaginación y diseño pero no quiere que su coche pague las consecuencias de tener que llevarlo a un taller, Foliatec, una empresa alemana especialista en vinilos, ha diseñado algo que se ajusta a este perfil y a otros muchos, por ejemplo, para proteger las llantas en un día de tandas.

El proceso de cambio de color es muy sencillo, se desmonta la rueda, se empapela el neumatico para no mancharlo y a continuación se pinta la rueda con este particular spray. Hasta aquí se podría decir que seguimos un proceso bastante corriente, no hay nada raro y no supone una diferencia brutal a pintar las ruedas con un spray normal en casa. Pero la diferencia está en la pintura, que tiene forma una capa similar a la del caucho que protege a la llanta y que es resistente tanto al lavado habitual del coche como a los detergentes empleados en el lavado más específico.

Y sí, seguro que si has llegado hasta aquí has pensado que porque aplicarlo sólo a las llantas. Pues el fabricante ha confirmado que se puede pintar cualquier parte de la carrocería y retirar el producto con la misma facilidad que en las llantas, como pueden ser los retrovisores o las manetas de las puertas.

Según el fabricante, con dos latas de 400 ml cada una, se podría pintar perfectamente las cuatro ruedas del coche. El precio de cada bote es de 49,95 € en Alemania y la gama de colores es francamente amplia, desde el negro mate, pasando por el  verde silkmat y acabando con el carbón metálico. Estos son sólo tres ejemplos, pero si quieres verlo en directo, el 28 de abril Foliatec demostrará las posibilidades de este aerosol en el World Bodensee 2012 de Friedrichshafen, Alemania.