Ya está confirmado, Lamborghini presentará su nuevo coche, un SUV, en el próximo Salón del Automóvil de Beijing. Nosotros ya te avanzamos todos estos datos, pero ahora sabemos que su nombre podría ser Urus, y no el que se rumoreaba, Deimos. Y es que el significado de Urus no podría ser mejor, porque es el animal del que descienden la casi totalidad de las especies actuales de ganado vacuno. Una manera de decir "vamos a hacer el SUV en el que se tendrán que basar el resto de marcas para hacer algo perfecto".

Sin duda alguna, el nombre es brillante, pero tiene que acompañar la estética y sobre todo, el motor y todo lo relacionado. Se estima con una evolución del V10 del Gallardo con unos 584 CV de potencia y por supuesto, tracción total.

Este coche supondrá una ruptura total con cualquier producto que tiene la marca del toro en su catálogo, porque el LM002 no se vende desde hace mucho y fue tal fracaso, que mejor olvidarlo y aprender de sus errores. Por el momento sabemos que estará más enfocado al mercado chino, un mercado que demanda vehículos sin sentido y de lujo, como será este, que se empezará a comercializar dentro de tres años, así que tendremos un buen periodo de rumores, fotos espía, y mucha información a cuenta gotas.

También se rumorea con la inclusión de un pequeño motor eléctrico que ayude al Urus a despegar, es decir, a bajar un poco más el dato en el 0-100 y las recuperaciones. Sería así el primer híbrido de la marca y la potencia total rondaría los 630 CV de potencia. Parece que las marcas están creando bestias domadas para el mercado chino, primero Bentley y ahora Lamborghini, yo por el momento tengo que decantarme (sin haber visto ni una foto) por el "lambo" y es que la radicalidad que tienen los coches del toro amarillo es muy peculiar y ninguna marca podría hacer este tipo de coches.

Por cierto, si entras en la página de Lamborghini tendrás una pequeña sorpresa: