Aston Martin sigue con su propósito de "revolucionar" sus productos y ya se encuentra trabajando en el explosivo restyle del DB9 (nótese la ironía), aunque a decir verdad poco importa lo que los ingleses mejoren al DB9 porque es y seguirá siendo de largo el coche más bonito dentro del catálogo de los británicos.

A principios de año Aston Martin presentaba en el Salón de Ginebra el sutil restyle aplicado al V8 Vantage y por lo que parece el siguiente en pasar por el taller de chapa y pintura será el DB9 tal y como se puede observar en la unidad de pruebas pillada circulando por carretera. No debemos fiarnos en exceso de una unidad de pruebas, pero por lo poco que lleva tapado se intuye cambios en la parte delantera con un parachoques más radical, un nuevo difusor trasera que incorpora dos enormes salidas de escape y nuevo diseño para las luces traseras de LED.

En cuanto a la parte mecánica todavía nada se sabe, aunque como siempre sucede en estos casos ya han surgido los primeros rumores. Actualmente monta un V12 de 6.000c.c. con 470c.v. de potencia y un par motor de 600Nm, cifras de rendimiento que según se comentan podrían verse superadas en esta nueva versión, probablemente gracias a la actualización de actual motor.