Parece que últimamente en BMW solo tienen ojos para el Reino Unido y le hace obsequios en forma de M3, que ya quisieran muchos, y encima en versión edición especial. De esta manera poco a poco BMW va diciendo adiós a la actual generación del M3 para dar paso dentro muy poco a la nueva, y que mejor manera de hacerlo que una edición única que por segunda vez en este año irá dirigida al Reino Unido.

La parte más destacable a primera vista del M3 Frozen Silver será su aspecto exterior con su nueva pintura Frozen Silver que da nombre al coche, en combinación con el equipamiento Shadowline y el negro mate presente en las llantas de 19 pulgadas, la rejilla de la parrilla delantera y en las salidas de los tubos de escape. En el interior encontraremos insercciones de fibra de carbono en el salpicadero, puertas y consola central.

El M3 Frozen Silver seguirá montando el mismo motor V8 de 4.000c.c. pero BMW le añade un poco más de picante con el Competition Package que incluye una suspensión más baja que reduce su altura en 10mm, transmisión automática de siete velocidades M-DCT que reduce la aceleración hasta los 100km/h de los 4,8 a los 4,6 segundos y una reprogramación de los sistemas electrónicos de la suspensión y del control de estabilidad.

El BMW M3 Frozen Silver saldrá a la venta en junio bajo una exclusiva edición limitada de tan solo 100 unidades, con un precio estimado en £ 58.720.