Gracias a una nueva filtración de la oficina de patentes hemos podido saber los tres nuevos modelos de la Serie G de Infiniti que podrían ver la luz en un más que corto espacio de tiempo y es que la renovación de esta serie se debería ver dentro de unos dos años, así que hay tiempo suficiente para lanzar nuevas motorizaciones que afiancen un poco más a esta marca en el mercado europeo, aunque no sabremos si vendrán a este lado del globo.

G35h: la esperada variante eléctrica

Después del M35h, muy raro era que no aprovechasen esa mecánica en otro vehículo, el día ha llegado y el lujo ha recaido en la Serie G. Sería bonito ver un G híbrido con un consumo ridículo y unas prestaciones sobresalientes y es que viendo la fiebre por los híbridos que ronda por Europa, la apuesta es desde luego muy interesante.

La mecánica sería el mismo 3.5 litros gasolina acoplado a otro propulsor eléctrico que ayudaría a mover en determinadas condiciones al coche para reducir el gasto en ciudad.

G22d: la popularización del diesel en Infiniti

Con esta mecánica diesel, de baja potencia y cilindrada muy a la europea, es decir, un motor de 2,2 litros diesel que rinde unos 180-220 CV pensando en el modelo europeo de transporte en coche. Es decir, dejarían un poco de lado los enormes motores gasolina muy gastones y poco eficientes para dar la bienvenida al que se coronaría como éxito de ventas por su gran demanda al unificar los consumos con la potencia.

Este motor no encajaría mucho dentro de la filosofía de Infiniti en Estados Unidos, pero seguramente pueda ser el salto que necesita la marca para captar nuevos adeptos preocupados por la economía de combustible.

G30t: el esperado propulsor con turbo

No había algo tan necesario como un motor turbo que animase las ventas de los que buscan ese extra de potencia en los coches de Infiniti porque no nos engañemos, mucho motor, mucha cilindrada, pero la relación de potencia-motor era muy bajita. El motor tiene que ser de nueva factura porque no hay ningún 3 litros en el catálogo de la marca y lo más cercano es el G25 o el G37. Yo me decanto por ser un motor de origen Mercedes debido a la nueva alianza de esta marca con Infiniti para el suministro de nuevas mecánicas.

Sea como sea, turbo, potencia y un motor a prueba de bombas, esto es lo que nos transmite el nombre de G30t. Algo muy deseado por los responsables para dar el salto definitivo al mercado turbo y que tan de lado tenían.