Sin duda, habrás oído todo tipo de razonamientos extremos con respecto a si las baterías son o no rentables en los coches más ecológicos. E incluso te preguntarás si lo serán a corto plazo. El caso es que poco a poco van saliendo las cifras más objetivas de lo que suelen costar este tipo de baterías, y a más de uno podría sorprenderos. Muchos creen que son brutalmente caras, y que por ello los coches eléctricos nunca serán prácticos. Aunque muchos otros piensan que el ritmo al que se realizan las mejoras en este campo, llegarán para ofrecernos coches eléctricos incluso más económicos que los de combustión interna.

Y lo cierto es que en ambas reflexiones, hay cierta parte de razón. Muchos dicen que "no hay la famosa Ley de Moore en los coches eléctricos", lo que significaría que las baterías de iones de litio no doblan su rendimiento cada 18 meses, tal y como ocurre en el campo de los procesadores. Y en vez de esto, lo mejor sería echar un vistazo a cómo se ha ido desarrollando el mercado de las baterías de iones de litio, que hoy en día tiene ya algo más de 20 años de antigüedad, ya que el primer dispositivo comercial que incluyó este tipo de baterías, era una videocámara de Sony en 1989.

Y si miramos el rendimiento a través de estos años, podríamos decir que el rendimiento medio se ha incrementado entre un 6% y 8% cada año. Sin embargo, hay que decir que este rendimiento, no ha sido lineal, como en el caso de los procesadores, sino que más bien ha sido exponencial, gracias a las mejoras químicas y de proceso que han ido liderando un revolución tanto en producción, como en costes. Es por ello que este 6 u 8 % es un tanto inapropiado para las baterías que están siendo producidas en masa para los coches eléctricos, e híbridos tipo plug-in.

En 2010, la National Academy of Sciences de EE.UU. estimó que cada pack de kWh costarían entre los 625$ y 850$. Supongamos entonces que las baterías del Chevrolet Volt de 16 kWh cuestan en total unos 12.000$. Si trazamos una estimación de entre el 6% y el 8% de mejora en el rendimiento, podría decirse que para el 2020 las mismas baterías podrían llegar a costar entre los 6.500$ y los 5.200$. Sin embargo, esto podría no ser así.

De hecho, la firma tecnológica Pike Research de EE.UU. ha realizado una estimación en la que se ha incluido una serie de simulaciones que preveen que el coste de las baterías de iones de litio bajarán drásticamente a partir del 2017. De hecho, tambien se ha proyectado que el mercado de dichas baterías crecerá hasta siete veces más que el mercado actual. De esta forma, en el 2020 las baterías deberían tener un coste de kWh ente los 225$ y los 500$ en el caso de las previsiones más pesimistas.

Aunque lo realmente interesante sería saber lo que cuestan éstas baterías a los fabricantes de automóviles. Y por supuesto, nadie desvelaría sus datos, pero el propio CEO de TeslaElon Musk, ha reconocido que el coste de 200$ por cada kWh "no estaría demasiado distante" de lo que podríamos ver en el 2020. Lo que está claro es que las baterías aumentan están aumentando el rendimiento exponencialmente, por lo que sí que apostamos que los coches eléctricos serán rentables en la próxima década, sino antes.