Si por algo se caracteriza el Nissan GTR, es por brindar infinitas posibilidades a la potenciación, y ahora ha llegado la que debería ser la variante definitiva. La más potente, la más radical y sobre todo, la más rápida. Se llama The Hulk por su color y por sus músculos, vamos, por su kit estético, que es algo llamativo.

Para crear este bicho de 1.250 CV de potencia, los británicos Severnvalley Motorsport han instalado:

  • Dos turbocompresores enormes firmados por Garret GTX GT35
  • Kit Stroker de 4,2 litros que se encarga de aumentar el recorrido del pistón para conseguir algo más de potencia
  • Inyectores de alto flujo
  • Bujías HKS
  • Válvula de descarga HKS
  • Escape de titanio con 102mm de diámetro
  • Sistema de admisión ha sido reforzado
  • Intercooler Radec
  • Suspensiones KW Variante 3
  • Frenos de con discos de 400mm Top Secret Big Brake
  • Caja de cambiosreforzada para soportar la cantidad ingente de fuerza
  • Centralita revisada para gestionar a la perfección estos cambios

Con todas estas mejoras, este peculiar GTR es capaz de alcanzar los 350 km/h y se declara por derecho propio como un digno rival para el Bugatti Veyron Super Sport en la aceleración de 110 a 130 mph (177 a 209 km/h) y es que The Hulk tarda sólo 1,47 segundos, un segundo más rápido que el rival a batir. ¿Quieres más?

Bien, para alcanzar los 350 km/h sólo necesita 1,01 millas, algo más de 1,6 kilómetros. La prueba se realizó con neumáticos de calle y con el asfalto mojado. No me quiero ni imaginar que datos registraría el Racelogic Vbox (el sistema usado para la medición) si se montasen slicks y si el estado de la carretera fuera el ideal. Repito, no me lo quiero imaginar. Para que te creas todo lo que te he contado, que mejor que un vídeo: