La actual generación del Ford Fiesta se encuentra transitando la mitad de su vida comercial y por lo tanto, la casa del ovalo ha comenzado a trabajar en el desarrollo del facelift que lo mantendrá actualizado hasta la llegada de una nueva versión o bien, un nuevo facelift que extienda más allá de los seis años previsto su existencia en el mercado.

En este sentido, el sitio estadounidense Carscoop publicó una serie de imágenes del nuevo Fiesta realizando pruebas de invierno en un paisaje nevado. Como se puede ver en las instantáneas, el modelo se encuentra sobriamente camuflado para ocultar las nuevas partes, que como no puede ser de otra manera, involucran principalmente al frontal, donde se debería esperar una nueva parrilla, un nuevo diseño para el alojamiento de las luces antinieblas y algunos pequeños cambios en el diseño de las ópticas. También se vería afectada la parte trasera y el capót, que ahora parece mostrar unas líneas similares a las que presentó el recientemente estrenado Fiesta ST.

 

Sin embargo, una de las incorporaciones más importante de esta nueva versión no se verá en el diseño, sino en la incorporación de un nuevo propulsor en la gama. El gigante de Detroit ofrecería el nuevo EcoBoost tres cilindros de 1.0 litros, el cual fue recientemente presentado en el mercado europeo en la gama del Focus y el B-Max. Este mismo motor, a fin de este año, se incorporará a la gama del C-Max.

El motor EcoBoost de tres cilindros y 1.000 centímetros de cubicaje se encuentra disponible en dos niveles de potencia, una de 99 caballos y otra de 125, con torques de 170 y 200 Nm respectivamente cuando utilizan la función Overboost.

La segunda incorporación viene incluida en el equipamiento y sería la posibilidad de montar el sistema de conectividad multimedia SYNC, que se controla con la voz y en un principio daba acceso al uso del móvil, el sistema de navegación GPS, el climatizador y el equipo de sonido. Ahora, se han incorporado la información de mantenimiento del vehículo, acceso a Internet y el asistente para emergencias, que permite llamar a los servicios de emergencia y brindar la ubicación exacta del vehículo mediante el GPS.