Opacado por la presentación del nuevo F12 Berlinetta, el Ferrari más rápido de todos los tiempos, la renovada versión del California se encuentra presente también en el Salón de Ginebra demostrando que lo suyo es igualmente un homenaje al alto rendimiento.

El Ferrari California ha recibido la actualización prevista para la mitad de vida, que por suerte para los amantes de la marca, no se trata de meros cambios estéticos, sino de mejoras en su rendimiento que aumentan su potencia y mejoran su comportamiento sobre el asfalto.

Para comenzar, el motor V8 GDI de 4.3 litros entrega ahora una potencia de 490 caballos y un torque de 505 Nm, gracias a la incorporación de un nuevo múltiple de escape y modificaciones en la ECU. Estas mejoras, combinadas con una quita de 30 Kg en el peso del chasis de aluminio, que según informó Ferrari, sigue manteniendo el mismo comportamiento que la versión anterior y es estructuralmente igual de rígido.

Con estos cambios, utilizando “las técnicas y tecnologías más avanzadas de fabricación del Centro de Excelencia de Scaglietti”, el nuevo Ferrari California entrega ahora una marca de 0 a 100 de 3,8 segundos, lo que es una décima menos que la marca anterior.

Adicionalmente, como un opcional, Ferrari ofrecerá el paquete Handling Speciale, con el objetivo de mejorar aun más las prestaciones del modelo, tanto en la calle como en el asfalto del circuito. Este paquete incluye una suspensión magnetorreologica, con una capacidad de reacción de un 50% mayor que el modelo de serie, como así también una suspensión más rígida y una dirección con un radio de giro reducido en un 10%.

Para el final, hemos dejado lo menos importante para nosotros. El nuevo California ofrece nuevas opciones de color carrocería que incluyen un acabado dos tonos (fotos) y reinterpretaciones modernas de las clásicas combinaciones ofrecidas anteriormente.
Así, el California se refresca de cara a los próximos tres años, cuando debería comenzar a conocerse su reemplazante.

Fuente: Carbuzz