El pasado Salón de Ginebra 2012 nos dejó bastantes novedades. Y una de ellas, ha sido el rediseñado y fuertemente actualizado Porsche Boxster 2013. Un modelo deportivo alemán, que bien podemos decir que es uno de los modelos más bonitos creados por Porsche. Y no sólo eso, sino que gracias a las grandes mejoras, ha sido capaz de dar una vuelta al circuito alemán de Nürburgring Nordschleife en tan sólo unos 7 minutos y 58 segundos, lo que supone una mejora sustancial respecto a la de la generación anterior.

En concreto, este nuevo Porsche Boxster S 2013 es tan sólo unos 18 segundos más lento que el Porsche 911 S de 2012, mientras que en la anterior generación del Porsche Boxster S llegó a marca un registro de unos 8:10 segundos. Estaba claro que un modelo deportivo como éste, iba a tardar poco en filtrarse que tipo de rendimiento ha tenido en Nürburgring, ya que éste circuito es muy utilizado por las grandes marcas para probar todo tipo de modelos. De hecho, hasta en Las Vegas querrían tener un circuito igual.

Todo esto, gracias a las nuevas especificaciones que ya conocemos desde hace unos meses. Y en el caso del nuevo Porsche Boxster S, tiene un nuevo motor de 3,4 litros y 6 en disposición bóxer con inyección directa, entregando unos 315 CV. Un motor totalmente nuevo, ofreciendo 5 CV más que la generación anterior, que además cuenta con el sistema Start & Stop de serie, junto con una caja de cambios PDK, lo que hace que este modelo llegue a alcanzar los 100 km/h en unos 4,8 segundos, gracias a mejoras como el diferencial Porsche Torque Vectoring (de tipo mecánico), o el paquete Sport Chrono que añade mejoras dinámicas al conjunto.

Y es que parece que Porsche ha logrado no sólo un coche bonito, sino también rápido. O al menos esas son las noticias que nos llegan desde el circuito de Nordschleife, aunque siempre hay que tener en cuenta sobre que condiciones se han producido éste registro.