Que una marca tan legendaria como De Tomaso ande de capa caída, nos es algo que nos alegre demasiado a nadie. Y es que la legendaria marca italiana, ya fue rejuvenecida por Gian Mario Rossignolo ex del Grupo Fiat, y su familia. Y también en parte a modelos como el reciente De Tomaso Deauville, un peculiar Sport Luxury Sedan (SLS) que ya fue mostrado en el pasado Salón de Ginebra. Sin embargo, mucha gente se cuestionaba que pasaba con De Tomaso, ya que una de las marcas más famosas en el mundo de los coches deportivos exóticos, había dejado de dar síntomas de vida. Y después de mucho tiempo, De Tomaso ha sido vendida a un Grupo Inversor de China. Y lo cierto es que ya no nos extraña.

Y es que el propio De Tomaso Deauville ha sido uno de los peores coches del pasado 2011, y de hecho, que esta marca de coches deportivos exóticos dejase dicho segmento para meterse de lleno en las grandes berlinas de lujo deportivas, no ha sido una buena idea. El propio Rossignolo era uno de los más entusiastas de este cambio, y llegó a decir que podrían llegar a fabricar hasta unos 3.000 coches al años en el caso de ese Deauville, en la antigua fábrica que tenía Pininfarina en las afueras de Turin.

Sin embargo, esto no llegó a producirse, ya que los propios compradores estaban más interesados en el De Tomaso Pantera, que en este nuevo modelo. Y es por ello que finalmente la marca italiana ha sido vendida a un Grupo de Inversión chino llamado Hotyork. Y en una declaración el pasado 14 de Febrero, el propietario de Hotyork, Qiu Kunjian, declaró que:

Estamos muy cerca de considerar un plan de negocios totalmente nuevo, y creemos que tenemos la oportunidad de desarrollar todo el valor potencial de esta compañía. Estamos trabajando en finalizar los últimos detalles e implementando los nuevos acuerdos que llegarán en los próximos días.

Y como hemos dicho anteriormente, Rossignolo compró De Tomaso en el 2009. Y antes de esta venta, Rossignolo ya expuso que esperaban construir unos 8.000 coches al año; 3.000 unidades del SLS, otros 3.000 crossovers y unos 2.000 coupés. Aunque finalmente no fue así, y finalmente la legendaria marca italiana ha tenido que claudicar antes el gran empuje de los inversores chinos.