Según recoge una propuesta de real decreto remitida por el Gobierno a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) habrá que regular el número de plazas con recarga destinadas especificamente a los vehículos impulsados completamente por electricidad.

Esta medida comprende varios supuestos y nosotros queremos aclararte si puedes estar afectado por alguno de ellos:

  • Aparcamientos públicos ya construidos. Tendrá que haber una estación de carga por cada 30 plazas y tendrán un plazo de 2 años para realizar el cambio. Esta medida podría ser modificada excepcionalmente por las comunidades autónomas.
  • Estacionamientos públicos y edificios de empresas. Tendrá que instalarse un puesto de recarga de vehículo eléctrico por cada 20 plazas de garaje que posean.
  • Casas unifamiliares. Deberán contar con el circuito eléctrico necesario para la instalación de un punto de recarga homologado.
  • Bloques de viviendas. El 15% de las plazas de los garajes comunitarios en los bloques de viviendas o urbanizaciones deberá destinarse a la recarga de vehículos eléctricos así como que cada propietario pueda disponer de un contador independiente y acceder a las mismas tarifas que los usuarios de las viviendas familiares.

El organismo supervisor propone ampliar de uno a tres años el plazo para que las instalaciones que se encuentran en fase de ejecución puedan mantenerse sin adoptar las prescripciones dispuestas en la normativa propuesta, dada la situación socio-económica actual.

Esta medida al fin y al cabo es otra manera de implementar sea como sea el vehículo eléctrico en España, un sector que no está totalmente evolucionado, que no ofrece las soluciones necesarias para masificar esta tecnología y sobre todo, dependiente todavía de las más que generosas ayudas del Gobierno.

Pero a diferencia de lo que yo pienso, la CNE considera que el mayor handicap para la implementación de los vehículos eléctricos es la falta de puestos de recarga y no tanto la autonomía de las baterías y es que, reconozcamos que el vehículo eléctrico ahora mismo sólo sirve para trayectos urbanos muy determinados y sin poder salirnos de la rutina por la escasa duración de las baterías así como los elevados tiempos de carga.

Y yo me hago otra pregunta, ¿está la red eléctrica española preparada para un "deseado por el Gobierno" elevado número de vehículos cargándose a la vez?. Hablo no de 1.000, sino de una décima parte del parqué automovilístico, no lo creo pero nos intentan imponer que paguemos de nuestros bolsillos los futuros puntos de recarga que muchos, por el momento, no usaremos a medio plazo. Debería ser la necesidad la que cree esta infraestructura y no la obligación.

Por el momento, el eléctrico no es el futuro inmediato pero parece que el Gobierno no hace más que empeñarse en eso, en fomentar una tecnología que se encuentra en un estado muy verde tanto en desarrollo como en concienciación ciudadana.