Nadie pone en duda los ambiciosos planes de expansión que tiene Audi para los próximos años. De hecho, Audi ha prestado una gran atención al mercado norteamericano, pero sobretodo al de los EE.UU., y es por ello que Audi ya llevó muchas novedades al pasado Salón de Detroit. Y es que en la pasada cita americana, Audi ya mostró los Audi Q3 Vail Concept y los Audi RS5, un modelo que atrae mucho a los compradores americanos. Sin embargo, Audi quiere abrir una nueva fábrica en Norteamérica, y parece que podría estar situada en Méjico, aunque aún es demasiado pronto para saberlo.

Tal y como ha podido reconocer el propio CEO de Audi, Rupert Stadler, la producción de Audi en Norteamérica ha alcanzado su punto mas álgido, y gran parte de culpa la tiene las futuras ventas del Audi Q5, ya que parece seguir haciendo frente a la gran demanda deberán invertir más dinero en una nueva planta que bien podría estar situada en Méjico, aunque aún no na sido confirmada. De hecho, prácticamente podríamos hablar de una noticia oficial, pero hasta que no se confirme la localización de dicha planta, no podremos hacer oficial dicha información.

De hecho, el propio Jefe de Audi para EE.UU., Johan de Nysschen, explicó que:

No es una cuestión de si tendremos una planta en Norteamérica, sino de cuándo la tendremos.

Y es que el principal escollo con el que se encuentra Audi, como casi todos los fabricantes, es que para tener una nueva planta en Norteamérica, y poder hacer frente a la gran demanda, a las fluctuaciones monetarias y a los plazos de entrega de Audi, la marca alemana deberá superar las 100.000 unidades al año de vehículos vendidos en dicho continente, ya que de otra forma, no sería ni rentable ni viable para la marca alemana.

Otras de la especulaciones que es que Audi podría utilizar la actual planta de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee, para fabricar los modelos más demandados en dicho continente. O también la que tiene Volkswagen en Méjico. Sin embargo, parece que esto no va a ocurrir, ya que Volkswagen las utiliza para la fabricación del Passat y del Beetle, respectivamente. De hecho, el propio Johan de Nysschen ya ha explicado que:

Nuestros colegas de Volkswagen, también tienen sus propios ambiciosos planes de expansión en Norteamérica, y la capacidad de la fábrica de Chattanooga será requerida totalmente por Volkswagen.

Sin duda, vemos cómo muchas de estas marca tienen planes de expansión muy similares entre ellas. Y de de hecho, ya hablamos hace poco de la planta que tiene en mente la propia BMW para fabricar los nuevos modelos que llegará a los EE.UU.. Es por ello que finalmente Audi sí que tendrá su propia planta en Norteamérica, pero no sabemos cuándo ni dónde. Sólo nos queda esperar.