Parece que las andaduras del Tesla Model S no podían haber empezado mejor. Aunque las entregas de la esperada berlina eléctrica del fabricante californiano no empezarán hasta mediados del año que viene, la producción de 2012 parece estar ya completamente vendida. Eso es lo que se desprende de las declaraciones de Elon Musk, CEO de Tesla Motors, ha hecho a un programa de Bloomberg Television. Musk ha afirmado que, a día de hoy, cuentan con un total de 6.500 pedidos en firme. Y cuando digo pedidos en firme me refiero a 6.500 personas que no han dudado en desembolsar $5.000 para reservar una de las unidades que se fabricará en la factoría que la marca tiene en Palo Alto.

Cuando Tesla presentó la evolución Alpha de su Model S, os contamos que la start-up californiana ya contaba con ni más ni menos que 4.600 pre-reservas, una cifra bastante considerable cuando la versión de producción no ha sido ni presentada. Eso era principios de junio, y desde entonces, esa cifra ha crecido casi en un 40%. Casi nada. Tras los continuos retrasos y peticiones de ayuda pública, parece que cuanto más cerca se encuentran del momento de la verdad, más crece el interés en la berlina eléctrica de Tesla. De momento, y para conformar a los más impacientes, el fabricante californiano ofreció hace unos meses la posibilidad de visitar las instalaciones de la marca para poder así comprobar las evoluciones de su próxima adquisición.

Resulta curioso ver, por ejemplo, que de los 6.500 pedidos que afirma tener Musk, tan solo 600 provienen de clientes que ya cuentan con un Testa Roadster en su garaje. Básicamente se trata de clientes nuevos ajenos a la marca y que, en la mayoría de los casos, ni siquiera ha probado lo que se siente al volante de uno de sus modelos. Y eso que cuesta unos $50.000 (al cambio, unos 36.195€). En este sentido, y con la producción de 2012 ya adjudicada en su totalidad, Elon Musk ha afirmado que si todo va según lo previsto, en el año 2013 podrán presentar beneficios por primera vez en su historia.

Ahora la pregunta que debemos hacernos es: ¿está diciendo Elon Musk la verdad? ¿o únicamente se trata de un globo sonda para calmar a los inversores y, de paso, dejar un poco más tranquilos a los futuros compradores? Teniendo en cuenta que el anuncio de los 6.500 pedidos en firme y la promesa de beneficios en 2013 han hecho subir las acciones de la marca en un 3,9%, la verdad es que es una cuestión como para sospechar. No obstante, y a falta de que se demuestre lo contrario, todo parece indicar que el Tesla Model S será el modelo definitivo que ayude a confirmar al fabricante californiano como el claro referente en cuando a tecnología EV se refiere.

Vía: Bloomberg