Mucho se ha hablado del deportivo que Toyota y Subaru han estado desarrollado conjuntamente durante los últimos dos años - el popularmente conocido como Toyobaru. Después de meses y meses de especulaciones y alguna que otra imagen espía, hace unos días de filtraron las primeras imágenes del Toyota FT-86 gracias a un catálogo que acabó en las manos de quien no debía. La verdad es que después de los concepts FT-86 y FT-86 II, así como del Scion FR-S Sports Coupe Concept, ya iba siendo hora. Lo curioso del caso es que mientras que de Toyota no hemos parado de oír en los últimos meses, Subaru siempre se ha mantenido un poco al margen, hasta el punto de que hasta hace un par de días, ni siquiera habían presentado un miserable concept (me niego a llamar concept a esa cosa transparente que han paseado por los salones de medio mundo).

Por suerte, parece que poco a poco vamos descubriendo las pocas cartas que nos quedaban por conocer, y aunque la presentación oficial del Subaru BRZ no se espera hasta el próximo salón de Tokyo, todo indica que en el de Los Angeles podremos ver una versión bastante cercana a la versión definitiva de producción. Bajo el nombre de Subaru BRZ Concept STI tenemos un deportivo ligero y con tracción posterior, que no difiere mucho a las propuestas presentadas en los últimos meses por Toyota. En este sentido, sí hay que decir que el Subaru BRZ Concept STI cuenta con una estética un poco más comedida que la de su primo japonés, si obviamos, eso sí, el generoso alerón que domina toda la zaga.

El tratamiento de Subaru Technica International se deja notar especialmente en el color de la carrocería, azul como mandan los cánones, aunque con una tonalidad nueva bautizada como WR Blue Pearl II. La parte frontal se caracteriza por una gran entrada de aire central secundada por dos entradas laterales que integran las luces LED diurnas (se echan de menos los grandes faros antiniebla que llevaban los Impreza STI, con sus correspondientes cubiertas protectoras). Por debajo, un splitter inferior recorre toda la parte baja del parachoques, el cual resulta algo menos anguloso y extremo que el del FT-86. En este sentido, viendo las imágenes, uno tiene la sensación que el modelo de Toyota está enfocado a un público que valora más la estética al rendimiento.

Donde sí hay cambios es en la zaga, dominada por el ya citado alerón trasero, así como por un gran difusor trasero que integra las cuatro salidas de escape. A banda y banda del parachoques trasero nos encontramos dos salidas de aire que dan un aire muy deportivo, sin perder por ello su parte funcional: evacuar el aire que queda retenido en el parachoques trasero. Y es que a diferencia de otras propuestas más vistosas, uno tiene la sensación de que Subaru se ha tomado el BRZ como un proyecto muy en serio. Prueba de ello es que, por ejemplo, el techo ha sido realizado en fibra de carbono, lo que ha ayudado a rebajar todavía más el ya de por sí bajo centro de gravedad.

A nivel mecánico, de momento nos tendremos que conformar con un motor bóxer atmosférico de cuatro cilindros, 2.0 litros de cilindrada e inyección directa. Se trata de un propulsor desarrollado en exclusiva para el nuevo coupé de la marca, aunque los más puristas seguramente echarán en falta la potencia, el sonido y las sensaciones de la versión turbo-alimentada que encontramos, por ejemplo, en el Impreza STi. Otra prueba de que Subaru no ha escatimado recursos en el BRZ es la posición del motor, 12 centímetros más bajo que en el Impreza STi y 24 centímetros más cerca del centro de la carrocería. Eso, unido a la tracción trasera y a un reparto de masas casi perfecto, hacen del BRZ un deportivo de los pies a la cabeza.

Subaru promete que la producción del BRZ empezará en la primavera de 2012, poniendo de esta forma fin a meses y meses de rumores y especulaciones entorno al nuevo deportivo "asequible" con el que Toyota y Subaru quieren situarse a la cabeza del segmento de los deportivos "populares". De lo que no hay duda es que la cosa se va a ponerse muy interesante en los próximos meses...

Vía: Autoblog