A principios de año Ford presentaba en el mercado australiano el Territory, un SUV que a pesar de ser pensado para Australia anticipaba en cierto modo el restyle al que se vería sometido el Kuga (nombre que recibe en el mercado europeo, en el resto es denominado Escape). Y finalmente Ford ha presentado de manera oficial al nuevo Kuga, con una estética más bonita que su predecesor.

Las líneas de la carrocería han sido suavizadas, pero a la vez se le confiere un aspecto más deportivo y agresivo gracias en parte a las ópticas delantera y trasera y al nuevo diseño de la parte delantera y el capó. Tendrá poco más de 4 metros y medio de largo, por casi 2 metros de ancho y una altura de 1,68 metros, medidas que no suponen una gran diferencia respecto al modelo actual.

En cuanto al apartado motor, todavía no se han confirmado las que montará en Europa, pero si sabemos cuales serán en su versión Escape en EE.UU y de las que probablemente no difiera en exceso. Quedan de la siguiente manera:

  • El más potente será un 2.0 EcoBoost de 237c.v. de potencia disponible en tracción delantera y trasera.

  • Le seguirá el 1.6 EcoBoost será el más básico, con una potencia de 173c.v. y también disponible en tracción delantera y trasera.

  • El último y más básico será un 2.5 es un motor aspirado de 168c.v. que podemos encontrar en la actual generación del Escape y que estará disponible solo en tracción delantera.

Como veis, tan solo habrá tres motorizaciones para EE.UU por lo que no habrá mucha diferencia respecto a las que tendrá el Kuga en Europa salvo quizás por el 2.0 EcoBoost que pueda ver mermada su potencia. Por lo demás, y a falta de detalles más concretos equipará lo último en tecnología MyFord y Sync para información al conductor y entretenimiento.

El Escape será presentado esta misma semana durante la celebración del Los Angeles Auto Show, mientras que el Kuga no se presentará en Europa hasta el Salón de Ginebra.