Alguna que otra ves, ya hemos hablado del futuro de Google en el mundo de la automoción. Y es que Google lleva ya unos años desarrollando una tecnología para que los coches puedan conducir ellos solos, es decir, de forma autónoma. E incluso hemos visto algún que otro vídeo en el TED sobre este tema. Pero, ¿cómo está la situación a día de hoy?. No sabemos hasta que punto Google va a desarrollar este programa autónomo, pero no hay duda de que siguen viento en popa con sus investigaciones. Os ponemos al día de cómo están las cosas.

En principio, el próximo reto que tienen en Google es alcanzar la impresionante cifra de 1 millón de millas sin ningún tipo de intervención humana al volante, y el pasado mes de Agosto, ya llegaron a las 160.000 millas (unos 260.000 km) sin accidentes, aunque eso sí, había un conductor a bordo, por lo que digamos que no contaría. Sin embargo, el Google ya están listos para el siguiente paso, y el propio co-fundador de Google, Sergey Brin, ya ha declarado que han recorrido mas de 1.000 millas sin intervención de ningún conductor en ningún momento, por lo que el proyecto va avanzando a pasos agigantados.

De todas formas, hay que aclarar que de esas 160.000 millas en las que había un conductor, sólo por precaución, y para momentos muy puntuales como accionar el pedal del freno, ante una ardilla un tanto despistada. Por lo que casi podríamos decir que es como si no hubiera nadie al volante, sólo era por precaución y supervisión de todos los instrumentos de a bordo.

La suerte de ser co-fundador de Google, le da la suficiente libertad a Sergey Brin para poder desarrollar casi lo que quiera, por lo que el directivo está muy muy involucrado en proyectos a largo plazo, además de éste que hoy nos ocupa. De hecho, Sergey Brin ha sido preguntado recientemente si sigue involucrado técnicamente en este coche autónomo, o si se ha pasado al marco político impulsando leyes que permitan coches autónomos de forma legal en los EE.UU. (actualmente, parece que el estado de Nevada es el único que lo permite). A lo que Sergey Brin, respondió:

Lo primero que debería decir, es que aún debemos invertir mucho tiempo en I+D. Hasta ahora, estábamos centrados en alcanzar mil millas, sin ningún tipo de intervención humana. Y han sido unas mil millas muy difíciles, incluyendo Lombard Street… y hemos superado el reto, un gran reto de mil millas. Obviamente, ahora, tendrán bastante trabajo duro durante un tiempo, y tienen que recopilar todos estos datos para alcanzar un reto de cientos de miles de millas.

Necesitamos movernos hacia el millón de millas, y el nivel de fiabilidad que necesitamos para el consumidor real es muy alto. Pero esperamos obtenerlo, somos optimistas.

Al mismo tiempo, necesitamos una legislación mas progresista, en la que no sólo permitan la circulación de vehículos autónomos, sino que también permita que los condutores puedan tener flexibilidad, para elegir que grado de atención deben prestar a la carretera con este tipo de vehículos. Y espero que otro nos sigan. Es decir, el beneficio para la sociedad que significaría tener coches conducidos por ellos mismos, es extraordinariamente alto, y soy optimista en que todo el mundo reconocerá este hecho.

Parece claro que Google no sólo no va a desistir, sino que Sergey Brin anda muy muy involucrado en este proceso del que Google forma parte. Veremos los resultados en unos años. Hasta entonces....