Mucho se ha hablado del Tesla Model S que saldrá en el 2012. Y es que es sucesor del Tesla Roadster, tiene muchas novias... y compradores, claro. Sin embargo, todavía nos queda casi un año para poder verlo por las carreteras americanas, ya que no llegará hasta mitad del 2012. Sea como fuere, la versión final que llegará a producción, no la veremos hasta finales de este mismo año, por lo que las especulaciones todavía siguen. Una de las últimas sugiere que veremos diversas variantes del Model S, pero la más interesante será una, mucho más deportiva y potente, destinada al rendimiento y no a la eficacia, y que poseería unos números que impresionarían a más de uno.

En cualquier caso, ya hemos visto en el pasado, diversas variantes "Alpha" y "Beta" del Model S, y que básicamente se diferenciaban en las capacidades de sus baterías, así como su autonomía, claro. Y en este caso, este modelo estaría destinado mas que nada al rendimiento, siendo capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en tan sólo unos 4,5 segundos, una cifra bastante respetable, sobretodo teniendo en cuenta que el Model S original, fue pensado para alcanzar los 100 km/h en unos 5,6 segundos.

Este modelo contaría con una batería de unos 85 Kwh, y tendría un alcance en torno a los 480 km, lo que genial de confirmarse estas cifras. Lo cierto es que si ponemos en perspectiva estas cifras, bien podríamos compararlo con el nuevo BMW M5 2012, al menos en cuanto aceleración. Y es que como es lógico, la clave estaría en un nuevo motor que elevaría dicha potencia. Sin embargo, en Tesla son ambiciosos y quieren llegar más lejos, ya que intentarán llegar a los 520 km de autonomía, mejorando el diseño de la carrocería así como el diseño de las llantas

De momento, lo que está claro es que las 1.000 primeras unidades estarán destinadas a los EE.UU., contará con estas mismas baterías capaces de llegar a recorrer hasta los 480 km prometidos por la marca americana, y posteriormente, veremos otras variantes del Model S con un menor alcance (unos 370 km y 260 km), y por lo tanto, modelos más baratos.

Lo que es cierto es que Tesla quiere poner toda la carne en el asador (y ya cuentan con unas 6.000 peticiones del Model S), sobretodo viendo la buena acogida que han tenido los modelos de Fisker Automotive: los Karma y el Surf, de los que ya os hablamos en el pasado. Y es que algo está cambiando en el mundo de la automoción con los coches eléctricos.