En el último mes hemos aprendido unas cuantas cosas, y sobre todo unos cuantos detalles, de como se hace y lo que sucede en el proceso de fabricación de un vehículo. Vale que cada marca es un mundo y pueden variar muchas cosas de unas a otras, pero el proceso es prácticamente similar, la manera de realizarlo ya depende de cada casa. Por ejemplo, hemos visto a cámara rápida la fabricación de un BMW Serie 3 (desde que unas simple chapa hasta que sale a la carretera), hemos conocido detalles y características de los componentes del BMW M5 y hemos entrado en Maranello para saber como se fabrica el motor del Ferrari 458 Italia.

Y ahora, nuevamente la casa italiana nos deja entrar de nuevo en su planta de fabricación del 458 Italia para enseñarnos como se pinta y se trata la carrocería. Hasta el 2004 en Ferrari realizaban este proceso a mano, pero a partir de ese año en la sección de pintado se han automatizado muchas cosas que en permitido reducir al máximo las emisiones, además de agilizar la propia producción. De esta manera quizás resulte para algunos en esa pérdida de esencia para unos coches que son prácticamente artesanales, pero sin duda es algo necesario, ya que el tratamiento y la pintura es una parte extremadamente delicada y esencial en un coche, más aun si ese coche es rojo y cuenta con un logotipo del cavallino rampante.

Vía: Ferrari | Foto: Motor16