Hacía mucho tiempo que no teníamos noticias sobre los nuevos modelos y desarrollos que estaría llevando a cabo Mitsubishi. Una de las últimas polémicas decisiones que tuvo la marca japonesa, fue la noticia de que la marca japonesa podría eliminar los motores turbo de su catálogo, con el consiguiente enfado de los amantes y seguidores del Lancer Evolution. Sin embargo, cuando esto ocurrió ya se rumoreó que la marca japonesa podría estar trabajando en una versión híbrida del Lancer Evo, y finalmente así ha sido. Es por ello, que finalmente, estos rumores parece que se confirman y Mitsubishi estaría detrás del desarrollo del  Lancer Evo Hybrid, y aquí os explicamos por qué la marca japonesa se ha decidido involucrarse en dicho desarrollo.

Hay que decir que este tema comienza con el Presidente de Mitsubishi, Osamu Masuko, quién ha estado últimamente muy en contra de que Mitsubishi participe en competiciones del mundo del motor. Es por ello que últimamente la marca japonesa ha estado muy alejada de las noticias, e incluso hay rumores de que el Lance Evo podría hasta desaparecer, sin embargo, esto no ocurrirá, puesto que el propio Masuko, ha dicho recientemente que la intención de Mitsubishi es llegar a producir un modelo de muy alto rendimiento, pero que sea verde.

De esta forma, podemos afirmar que sí que tendremos una nueva versión del Evo, pero tal y como sospechamos, podrían ser tanto diésel como híbridos, y que éste último podría esta basado en la tecnología híbrida que ya vimos durante el pasado Salón de Tokio de 2009 con su concept car, el Mitsubishi PX-MiEV. Para aquellos despistados, el PX-MiEV fue un híbrido de tipo plug-in un tanto particular.

Se trata de un modelo que funciona como un híbrido tipo serie a velocidades medias o bajas, mientras que cuando alcanzamos cierta velocidad, funcionaría como un híbrido en paralelo, es decir, que ambos motores funcionarían de forma contínua. En cuanto al motor de gasolina, esta versión de muestra contaba con un motor de 1,6 litros, que se encargaba de recargar las baterías cuando circulamos a baja velocidad, y que empujaría a nuestro modelo cuando vamos a alta velocidad.

Eso sí, el PX-MiEV utilizaba el sistema de tracción integral de Mitsubishi, el S-AWC, además de otros sistemas de tracción que actualmente utiliza el Evo. De todas formas, habrá que esperar acontecimientos en torno al nuevo Evo. Aún así, creo que ya estamos viendo una pequeña revolución en la marca nipona, algo que ya hacía falta desde hace tiempo.