El Pagani Huayra, ha sido uno de los modelos más perseguidos durante los últimos meses, e incluso me atrevería decir que años también. Y es que el que es el sustituto del Zonda, había levantado una expectación enorme, hasta que la revista española CAR, mostró su cara, y claro, después de esto, Pagani no tuvo más remedio que presentarlo de forma oficial. Quizás la marca italiana le habría gustado presentarlo de otra forma, pero he aquí que nos encontramos en el Salón de Ginebra, y el Pagani Huayra ha hecho acto de presencia.

El Huayra es un modelo muy comprometido, ya que no deja indiferente a nadie, hay muchos que les gusta, casi tanto como a los que no. Es un superdeportivo del que sin embargo, nadie puede dudar de sus grandes cualidades mecánicas. Un superdeportivo, "como Dios manda", al que hay que añadir la tremenda y elaborada aerodinámica activa, de la que ya hablamos anteriormente. Y es queizás precisamente esto último lo que quizás haga que a no todo el mundo le gustara este espectacular modelo.

Sin embargo, hay que decir que quizás las críticas que ha recibido el Huayra, quizás han sido algo desmedidas, sobretodo viendo a este nuevo modelo italiano en vivo y en directo. Desde luego que su apariencia es mucho más impactante en vivo, que las imágenes que nos ofreció la marca hace unos meses. Uno de los aspectos a los que no pudimos acceder en este Salón de Ginebra, ha sido el interior del coche, aunque viendo las fotos oficiales, suponemos que la calidad del mismo será a la que nos tiene acostumbrados Pagani, con muchos elementos cromados e inserciones y acabados en fibra de carbono. Dando ese aspecto de nave espacial que tan bien sabe hacer Pagani en sus modelos.

En cuanto a los detalles técnicos, no hay ninguna novedad, pues Pagani ya dio todas sus cifras oficiales, de las que nos hicimos eco hace algún tiempo, por lo que no es necesario hablar de éstas. E incluso hemos podido escuchar el rugido de su excepcional V12 bi-turbo de origen Mercedes (de la división AMG, claro), con sus nada mas y nada menos que 700 CV, y que sirven para situar al Pagani Huayra en la cima de los superdeportivos.