Está claro que Koenigsegg no es una marca ni tan popular, ni tan conocida como lo son Porsche, Lamborghini, Ferrari o Aston Martin, por citar alguna de estas marcas que se dedican a fabricar super deportivos. Pero para aquellos que no la conozcan, este fabricante sueco que fue fundado por Christian von Koenigsegg, se dedica a poco menos que fabricar auténticas balas automovilísticas. Son todo un referente en el mundo de los super deportivos extremos como lo es, por ejemplo, Panagi.Y por lo visto durante este Salón de Ginebra, tenía un bala en la recámara. Y qué bala. Os presentamos el Koenigsegg Agera R.

Y es que este nuevo y radical Agera R, es un modelo con el que bien podríamos perder la cabeza por completo. Y es con un motor V8 de 5,0 litros bi-turbo, este coche produce unos espectaculares 1.115 CV y nada menos que  1.200 Nm de par máximo a unos 4.100 rpm. Sin duda, algo excepcional. Pero ¿cómo canalizar toda esta potencia a través de las ruedas?. Para ello, este modelo cuenta con una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades, capaz de trasmitir toda esta potencia a las ruedas, además de un diferencial electrónico.

Gracias a este motor y transmisión, el rendimiento del Agera R no podría ser más espectacular, ya que consigue alcanzar los 100 km/h en tan sólo unos 2,9 segundos, y los 200 km/h en unos 7,5 segundos, brutal desde luego. Lo que también resulta interesante cómo frena este coche, ya que si frenados desde los 200 km/h, tardaremos unos 12,7 segundos en detener totalmente nuestro coche.

Otros datos curiosos son sus neumáticos Michelin, que están homologados para alcanzar los 420 km/h, y su monocasco fabricado en fibra de carbono, hacen que este nuevo modelo de Koenigsegg, sea todo un super coche, una bala auténtica. Desde luego, este modelo sueco no puede dejar indiferente a nadie, y que mejor que dejaros con la galería de imágenes que viene acompañado en su presentación por el Agera y una baca para el Agera R (o eso es lo que parece).