Que la economía global está todavía demasiado delicada, es algo que no es noticia. Y que a las grandes marcas de lujo alemanas, han hecho bien sus deberes y la crisis mundial no les está afectando demasiado, tampoco es noticia. Pero lo que sí es noticia es que Audi, Mercedes y BMW, están viéndose desbordados ante la creciente demanda a la que se están viendo sometidos. Desde luego, es algo que nos sorprende.

Como ya dijimos hace tiempo, estas tres marcas estaban viendo a China como el país que estaba salvando sus cifras de ventas. Y es que al ser un país tan grande y emergente como China, los tres grandes alemanes se estaban beneficiando de una forma increíble. Esto, unido a la gran imagen que tienen estas empresas en todo el mundo, y a la creciente aumento de la oferta con sus nuevos modelos que están realizando estas marcas, hacen que no sólo se estén salvando de la quema, sino que tienen previsión de crecimiento para este 2011. Y de hecho, no nos sorprendería que otras marcas siguieran su ejemplo, y se lanzaran al mercado chino, o aumentasen su oferta comercial en breve, como por ejemplo, Porsche con su Cajún en China. Seguro que también saldrían ganado.

De hecho, estos tres grandes alemanes van a tener que afrontar esta nueva subida de la demanda con más recursos, o al menos eso es lo que ha dicho recentemente un analista alemán en Automotive News: "Los tres están preparados para seguir creciendo. Y dicho impulso en los mercados de lujo continuará este año y también en 2012. Por lo tanto, es necesario que los fabricantes adopten medidas para hacer frente a la demanda".

En el caso de BMW, tiene toda la pinta que al ritmo que van, consigan un nuevo récord de ventas, y sean capaces de llegar a vender más de 1,5 millones de coches en este 2011. Es por ello que BMW invirtió el año pasado unos 750 millones de $ en su planta de Spartanburg, para asumir la producción del X3, y también invirtió unos 400 millones de €, para actualizar su planta situada en Leipzig.

También se espera que Mercedes consiga un récord de ventas en 2011. Y su anterior récord data del 2007, con unos 1,29 millones de coches vendidos ese año, pero tiene toda la pinta al ritmo que van que en este 2011, conseguirán superar este reto. Y aunque todavía Audi sigue por detrás de BMW y Mercedes, Audi ha progresado mucho en los últimos cinco años, por lo que se espera que puedan vender más de 1,15 millones de vehículos en 2011.

Sin duda, la marca de las tres que más ha progresado últimamente ha sido Audi, que es la marca que más ha aumentado su número de ventas, y espera poder desbancar a BMW, el más grande de los tres, en el 2015. Para conseguir ese objetivo, Audi tiene previsto invertir hasta el 2015 unos 15,7 mil millones de $. Sin duda, una noticia positiva, viendo el momento en el que nos encontramos, ya que no hay que olvidar que esto supone más puestos de trabajos, tanto directamente como indirectamente. Esperemos que las demás marcas también mejoren en breve.