Está claro que uno de los motivos por los que los coches eléctricos triunfen, tiene mucho que ver con el desarrollo que están sufriendo las actuales baterías, además del número de terminales para recargar los vehículos. Y en este caso, el desarrollo está siendo más rápido en el ámbito de las baterias que en el número de terminales de recarga pensados para las ciudades. De momento, las baterías para los coches eléctricos e híbridos, cada vez resultan más baratas con la misma calidad, por lo que es más fácil desarrollar nuevos modelos, más atractivos para el público al ser más asequibles. Y este es el caso de las baterías del Tesla Model S.

Es justo por esto mismo, por lo que pensamos que el Tesla Model S terminará triunfando, ya que se trata de un coche que tendrá un precio bastante ajustado (unos 57.000 $, más o menos), y de ahí que haya bastante demanda. Tesla Motors, sigue utilizando baterías de iones de litio, del mismo tipo que nos solemos encontrar, por ejemplo, en nuestro portátil, sin embargo el coste de estas baterías se ha visto reducido, a pesar de que el número de coches que plantea vender Tesla (unos 20.000 coches al año), es mucho menor que Nissan con el Leaf, por poner un ejemplo.

Todos sabemos que cuanto más baterías fabrique una marca, mejor precio podrá obtener en cada batería. Así que Nissan tendría que tener un mejor precio que Tesla Motors. Sin embargo, esto no na a ser así, debido al tipo de baterías que han desarrollado tanto Tesla como Nissan.

Según el Jefe de Tecnología de Tesla Motors, J.B. Straubel, Nissan a desarrollado sus propias baterías de iones de litio, invirtiendo mucho dinero en I+D, por lo que para que caba batería que fabrique Nissan para el Leaf, podría suponer un problema de coste para Nissan, de hecho eso es lo que dijo Straubel:

Nissan tiene un problema de costos que será más difícil de resolver. Se requerirá un volumen mucho más alto, antes de que llegue a un punto, internamente sostenible para Nissan.

Nissan, por supuesto, no piensa del mismo modo, y aunque el desarrollo de sus baterías ha durado durante casi dos décadas, piensan que en un futuro, les será rentable, y quizás así sea.

Es por ello, que hay una gran diferencia en el precio por el kilovatio/hora (kWh) entre Nissan y Tesla. De hecho, y según el co-fundador de Tesla, Martin Eberhard, dijo recientemente que los paquetes de baterías de Tesla produce podría costar tan sólo unos 200 $ por kWh, mientras que el formato de células grandes de iones de litio del Nissan Leaf, así como la mayoría de las baterías de otros vehículos plug-in, podría llegar a costar alrededor de unos 700 $ o 800 $ el kWh.

Y Aunque Nissan ha desmentido dichos datos, si que ha reconocido que el precio estará situado en torno a algo menos de 750 $ por kWh. Sin duda, una gran diferencia de precio importante. Y sólo el futuro de Nissan, podría justificar tanto tiempo y dinero invertido por parte de Nissan en el I+D de sus baterías. Esperemos que así sea, y tanto Nissan como otras marcas sigan apostando por el desarrollo de vehículos eléctricos e híbridos.