Después de que la revista CAR filtrara las primeras imágenes del esperadísimo sustituto del Pagani Zonda, el fabricante italiano no ha tardado ni dos días en desvelar (¡por fin!) todos los secretos del nuevo Huayra. Los cambios respecto del Zonda no son pocos - el motor, por ejemplo, pasa de ser atmosférico a turbo-alimentado - aunque en general, creo que no voy desencaminado si digo que el diseño del nuevo Huayra es más que nada una evolución: los faros, la salida de escape, las proporciones generales nos recuerdan bastante al primer modelo de Pagani.

Las diferencias más notables son, sin duda, las puertas con abertura "estilo gaviota", y una entrada de aire en el frontal de generosas dimensiones, que a buen seguro no serán del agrado de todo el mundo - especialmente si lo comparamos con el escultural Zonda. Y es que las primeras impresiones al respecto no han sido todo lo positivas que Horacio Pagani hubiese deseado: ¿normativa para proteger a los peatones en caso de impacto? ¿mayor necesidad de aire para refrigerar los turbos? Sea la razón que sea, la verdad es el nuevo frontal del Huayra no ha dejado a nadie indiferente.

Como ya comentamos en su día, el término Huayra tiene mucho que ver con el viento, y es precisamente éste elemento una de las piezas clave de todo el proyecto. A diferencia del Pagani Zonda, que desde su concepción inicial siempre ha contado con un alerón trasero (doble en las primeras unidades, plano en las últimas), el nuevo Huayra recurre, por primera vez, a la aerodinámica activa. Como ya comentamos hace un par de días, el alerón fijo ha dado paso a cuatro flaps de incidencia variable que ayudarán al deportivo italiano a entrar en las curvas, variando la incidencia y el ángulo según se requiera en cada momento. Cuando un coche es capaz de alcanzar los 350 km/h de velocidad máxima, toda ayuda es poca.

Tal y como se ha venido comentando en los últimos meses, el nuevo Pagani Huayra ha dejado aparcado su glorioso 7.3 V12 para dar paso a un 6.0 V12 bi-turbo que a buen seguro no sonará ni la mitad de bien que el motor atmosférico del Zonda. Claro que tal decisión parece algo más razonable cuando leemos las cifras de potencia y par que ofrece el nuevo propulsor AMG: 700 caballos y 1000 Nm de par - bastante más de lo que ofrecía el Zonda. Sólo de pensar que éste Huayra es la versión "básica" y que, en el futuro, es de esperar que Horacio Pagani ofrezca versiones todavía más deportivas y radicales, se me hace la boca agua.

Este propulsor va unido a un cambio secuencial de siete relaciones, con embrague pilotado y accionado mediante levas en el volante. La idea de un cambio de doble embrague se ha desechado por el peso extra que esta configuración implica, y es que el nuevo conjunto cambio-motor pesa únicamente 96 kilos. En total, el Pagani Huayra deja la báscula en unos remarcables 1.350 kilos. Esta cifra se consigue, en parte, gracias a un monocaso realizado en fibra de carbono con filamentos de titanio - la misma técnica utilizada en el Zonda R - lo que garantiza una rigidez mayor que en el caso de la fibra de carbono convencional, junto con un peso menor.

En el interior, podemos ver que el estilo recargado del Zonda ha tenido continuidad en el nuevo Pagani Huayra. No es que sea de mi gusto, personalmente, pero me imagino que cuando una persona paga cerca de 1 millón de euros por un coche de este tipo, no se conformará con nada "convencional". La novedad más importante es una pantalla táctil en la consola central, mediante la cual podremos operar el sistema de audio o el navegador por satélite. Justo por debajo encontramos la ranura por la que introducir la enorme llave - que simula la trasera del Huayra. La palanca del cambio, por su parte, sólo sirve para introducir la marcha atrás, ya que el cambio secuencial se opera con las levas que encontraremos detrás del volante.

De momento no se han publicado datos específicos de prestaciones y rendimiento, aunque no creo que tarden mucho en llegar - seguramente serán publicados en el Salón de Ginebra. Lo que si tenemos es una galería de fotos donde poder analizar el nuevo Huayra al detalle. Como era de esperar, el nuevo deportivo de Pagani no ha dejado a nadie indiferente. ¿Vosotros que opináis? ¿Os gusta? ¿Os ha decepcionado? ¿Preferís el Zonda? ¿O ninguno de los dos?

Vía: Autoblog