Como si de un coleccionable de quiosco se tratase, parece que cada mes no pueda faltar la edición especial de turno del Pagani Zonda. El último en llegar ha sido el Pagani Zonda Absolute 1 of 1 que, como su nombre muy bien indica, es el único en su especie que se ha fabricado. El Absolute viene a engordar la ya de por sí interminable lista de "ediciones especiales" que el pequeño fabricante italiano ha ido presentando en los últimos meses, tras el Zonda 750, el Zonda HH, el Zonda Uno, el Zonda PS, el Zonda Tricolore y el último en llegar, hecho público tan sólo hace unos días, llamado Pagani Zonda RAK. A eso llamo yo explotar el concepto de "edición especial" o one-off hasta las últimas consecuencias...

¿Qué tiene de especial esta enésima versión del espectacular Pagani Zonda? Pues la verdad es que poco. Por no decir nada. Basado en los principios básicos del Pagani Zonda Cinque (que más que Cinque, a estas alturas debería llamarse Doce... o Trece), el Pagani Zonda Absolute cuenta con una carrocería realizada en fibra de carbono con un acabado mate - a imagen y semejanza del Pagani Zonda R. A la ya de por sí siniestra estampa del carbono en estado puro, el Absolute cuenta asimismo con llantas pintadas en color negro, y un interior que también ha sido convenientemente oscurecido.

La persona que ha encargado esta "versión especial" no es Bruce Wayne, aunque pueda parecerlo, sino un acaudalado ciudadano de Hong Kong, quien a buen seguro disfrutará de lo lindo con los 670 caballos que ofrece el descomunal 7.3 V12 de orígen AMG, con unos no menos impresionantes 780 Nm de par motor - las mismas cifras, por cierto, que el Pagani Zonda Cinque.

Como toque distintivo, el Pagani Zonda Absolute, que no tiene nada que ver con el vodka ruso de igual nombre, cuenta con una franja "italiana" que recorre toda la carrocería y que recuerda al Tricolore. Un toque de color en un coche que precisamente destaca por sus tonos marcadamente oscuros. A parte de esto, la verdad es que poco hay que marque realmente una diferencia entre este Zonda y cualquier otra unidad.

Teniendo en cuenta que prácticamente podríamos decir que no hay dos Zonda iguales, sigo reafirmándome en la idea de que todas estas versiones especiales no son nada más que un truco para crear hype sobre la marca (como si lo necesitase) y que se hable de ella, meses antes de la presentación del nuevo Pagani C9 que debería sustituir al ya veterano Zonda. Como he dicho antes, se supone que sólo debería haber cinco Cinques (valga la redundancia), aunque a la práctica, realmente deben haber nueve o diez dado que cada una de las últimas versiones especiales que han aparecido recientemente están basadas sobre la misma base.

Con una producción de un centenar de coches desde que la compañía se fundó en 1999, cuantos más Zondas se fabriquen, mejor que mejor. Pero intentar colarnos "versiones especiales" que no són más que modelos ya existentes con una combinación de colores diferente (y poco más) me parece algo así como una broma. No nos engañemos: después de todo, cada Pagani Zonda es único en sí mismo, independientemente de si es un C12 original o el último Cinque Roadster. ¿Realmente son necesarias todas estas "versiones especiales"?

Vía: Autoblog | World Car Fans