En Dodge están que no paran, han cogido carrerilla desde la presentación del restyle aplicado en el Charger, han seguido con el Journey y ahora es el turno de presentar otro lavado de cara aplicado en uno de sus modelos, el Avenger. Su restyle viene siguiendo la línea de sus hermanos de marca, por lo que aun me reconcome más que Dodge nos halla dejado en beneficio de Fiat y Lancia. Los están dejando preciosos.

Los cambios no es que sean profundos, pero les han dado ese toque que hace que te gusten a primera vista. Como podéis ver, en la parte exterior del Avenger se ha seguido con la filosofía aplicada en los otros dos modelos presentados: nuevo diseño de la parrilla delantera junto con los cromados añadidos al cruce de líneas característico de Dodge, así como un nuevo diseño para el parachoques. Por la parte trasera podemos ver un grupo óptico que se une a la moda de los LED. ¡Y ya está! pocos cambios, pero hechos sin duda con gusto.

Seguimos repitiendo lo mismo que en los demás restyle de Dodge, el cambio profundo se encuentra en su interior, ahora con un diseño mucho más moderno y exquisito realizado con materiales de gran calidad. Otra característica común es el nuevo volante multifunción, que permite manejar muchas funciones del coche desde el sin tener que apartar las manos. El interior estará disponible en dos tonalidades diferentes.

En cuanto a motorizaciones se podrá optar por un 2.4 a gasolina o el V6 Pentastar  de 3600cc con 283c.v. ambos ligados a una transmisión automática de seis velocidades. La suspensión se ve profundamente rediseñada en el nuevo Avenger, además de que reduce considerablemente su altura, todo ello para mejorar su estabilidad, su respuesta y la precisión de la dirección.

El nuevo Avenger estará disponible en el mercado norteamericano previsiblemente antes de que acabe el año.

Vía: Carscoop